Quarta feira

(Abya Yala Digital).- Se acerca la hora de la votación en el plenaria de diputados  y las noticias no son buenas para Dilma. A los golpistas les faltan 34 votos para lograr los dos tercios y hacer avanzar el juicio político (quedan 79 legisladores indecisos). Al mediodía de esta quarta feira (miércoles) 308 legisladores apoyan el impeachment y 126 se oponen (son 513 en total).

En círculos anti golpe aseguraban que los conspiradores no llegarían a los dos tercios el domingo -día en el que está previsto finalice la votación-, pero no esperaban que el Partido Progresista (PP) con su segunda minoría -49 diputados- se volcara a la opción pro impeachment. Hay por lo menos 6 disidentes pro Dilma.

Las perspectivas son muy complejas y multilples, enumeraré algunas:

1-Dilma busca anular el juicio político mediante una presentación ante el Supremo Trbunal de Justicia. Podría lograrlo o no – 50 y 50 de posibilidades-.

2-Todos coinciden en que si los diputados golpistas no alcanzan los dos tercios el domingo, promoverán otras causas para lograr la destitución mediante otros impeachment.

3-Si alcanzan los dos tercios, la acusación pasa al Senado donde puede ser aprobado con una mayoría simple. Esa mayoría simple podría lograrse fácilmente.

4- El impeachment pasa diputados y es aprobado por una mayoría simple en el Senado, entonces Dilma es suspendida de su cargo por un lapso de hasta 180 días en los que asume Michel Temer (alias Frank Underwood o Federico Franco).

En este caso el Senado debe votar la destitución de Dilma, pero ya no con una mayoría simple sino con 2/3. Todo indica que no lo lograrían.

5-En la votación del domingo se producen incidentes serios con víctimas fatales entre los manifestantes en contra y a favor de Dilma, lo que podría precipitar la caída del gobierno. Es una posibilidad no tan probable.

6-En alguno de todos los estadíos previstos anteriormente, el gobierno decide llamar a elecciones anticipadas para descomprimir la crisis. Es complejo porque se debe modificar la constitución y lo más probable es que Lula pudiera perder en una segunda vuelta.

Conclusión:

El gobierno no ha hecho alianzas ideológicas o programáticas en la Cámara de Diputados. Por conveniencia o necesidad ha tenido que pactar una gobernabilidad que ahora está a punto de desmoronarse.

Aunque la caída de Dilma mediante un juicio político todavía queda muy lejos y se anticipa improbable, no parece haber forma de que el PT pueda reconstruir una gobernabilidad dentro de un proceso de recesión económica que tendería a profundizarse.

Temer dice que «si el déstino» lo lleva a esa función (la de ser presidente), estará preparadado para asumir. Me animo a decir con el temor de ser un tanto irrespetuoso más no un mentiroso, que es un cachivache.

Dilma fue más respetuosa pero no menos contundente, dijo que a Temer se le cayó la máscara de conspirador.

Les dejo también la emisión de anoche. A propósito, Ojo con los Medios es el único programa de la televisión boliviana que cubre esta crisis política en Brasil. ¿Por dónde más lo vas a seguir?

Te esperamos el próximo capítulo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.