El gobierno sitiado

La novela tendrá alto rating por un par de semanas más por lo menos.

(Abya Yala Digital).- De la similitud entre las operaciones  de desestabilización contra los líderes progresistas ya hablamos muchas veces, pero claro que una cosa es que lo haga cualquier columnista y otra muy diferente es la voz de una de sus protagonistas.

Cito a Página/12 de Argentina:

La ex Presidenta (Cristina Kirchner) encabezó un acto con agrupaciones sociales y políticas en el Teatro ND Ateneo, en el que afirmó que ‘estamos viviendo un retroceso’, tanto en el país como en la región, y denunció ‘una embestida contra los gobiernos nacionales y populares’. ‘Ya no tiene alzamientos militares, ahora son de carácter judicial y mediático’, afirmó CFK al referirse al intento de destitución contra Dilma Rousseff en Brasil.

‘Cuando estuve con Dilma la última vez, le advertí que le estaban sucediendo a ella los intentos destituyentes que sucedieron desde al año 2008 hasta el mismo 9 de diciembre contra ésta Presidenta’, narró Cristina.

Hoy la justicia brasileña tenía que definir finalmente si Lula podía asumir como Ministro, pero una vez más dejó la decisión para más adelante. Dilma  no puede dar mensaje al pueblo ni designar ministros. Para cuando sepamos si Lula puede ser ministro o no el presidente de Brasil será Romario, el ex crack que ahora es senador opositor.

Eduardo Cunha -el reo que preside la Cámara de Diputados- también dijo que no aceptará ninguna iniciativa legislativa de este ejecutivo. Algunos ya especulan con que si el Vicepresidente Temer asume la primera magistratura, Cunha acelerará el juicio político en su contra para quedarse con la presidencia él mismo. El juego es peligroso porque los actos de corrupción envuelven a todos y el peor parado es justamente Cunha. Parece que antes de ser un cadaver político busca sentarse un rato en el sillón presidencial -algo común en la mayoría de los políticos mediocres-.

Los senadores que gracias a dios no sufren la censura que sí le aplican a Lula y Dilma ya están justificando sus votos en los medios de comunicación. El 17 de mayo podría ser el siguiente Día D en el que los legisladores confirmen con la mitad más uno de sus votos la suspensión de Dilma Roussef por un lapso de hasta 180 días.

La Presidenta constitucional está viajando a la ONU, utilizará la tribuna para denunciar el golpe. A la derecha le duele y pide a gritos que Dilma se calle.

Ya dijimos que ningún medio internacional avala esta avivada institucional, lo que está generando indignación en algunos prestigiosos columnistas brasileños, a quienes les parece ‘increíble’ que el circo del pasado domingo no sea celebrado por la gran prensa mundial. Tienen que justificar su mamarracho ante la sociedad.

Lula y el PT prometen hacerle la vida imposible a un posible gobierno golpista. Tienen el derecho y la obligación.

En círculos de izquierda la discusión ya no es la defensa del gobierno sino el ataque a Temer. Si en Argentina es ilegítimo criticar demasiado a Macri porque ganó con los votos, aquí la situación es inversa. En este terreno, la izquierda -si lo hace bien- tiene la posibilidad de abrazar a otros sectores de la sociedad que querían la salida de Dilma, pero también la de Temer y Cunha.

La novela tendrá alto rating por un par se semanas más por lo menos.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.