Crisis energética y revocatorio en Venezuela

E$n las próximas 48 horas sectores extremistas desplegarán múltiples protestas en las principales ciudades del país.

(Abya Yala Digital) – Reportes llegados desde diferentes medios venezolanos e internacionales dan cuenta de una creciente tensión social -que según la orientación de las fuentes- pueden atribuirse a dos fenómenos.

Grupos conformados por alrededor de cien ciudadanos salieron el martes por la noche a las calles en los estados (departamentos) de Zulia, Carabobo y Caracas y cometieron saqueos. Los actos no se multiplicaron y durante toda la jornada del miércoles y de hoy jueves hasta el mediodía, no se registraron nuevos hechos similares.

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, advirtió que hay un golpe en desarrollo y que en las próximas 48 horas sectores extremistas desplegarán múltiples protestas en las principales ciudades del país.

El líder opositor Henrique Capriles Radonsky, convocó a una movilización para el próximo 1 de mayo. La afluencia marcará en buena parte el humor social reinante.

El presidente Maduro aseguró que no le temblará el pulso para enfrentar a los fascistas, y la prensa opositora local y regional vincula las protestas a carencias alimentarias y a los apagones eléctricos dispuestos por el gobierno para enfrentar la seria crisis energética que vive el país.

El gobierno ha tomado medidas de racionamiento energético radicales, que incluyen un decreto para que los empleados estatales asistan a sus puestos de trabajo únicamente los días lunes y martes. El resto de la semana laborable deben quedarse en sus casas y con esto se busca generar un ahorro de energía sustantivo.

El ejecutivo de Maduro arrastra un problema de generación eléctrica desde hace varios años, que se ha ido agudizado por los bajos registros de precipitaciones que afectan a la represa del Guri, principal generadora hidroeléctrica del país.

Para agregar condimentos a la polifacética crisis, el opositor Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea Nacional, denunció que el gobierno no le remitió los fondos para pagarle ni a los diputados ni a los funcionarios de la Asamblea, por lo que hasta el momento los sueldos de abril no se cobrarán.

Por otra parte la oposición ha comenzado a juntar las firmas necesarias para impulsar un referéndum revocatorio contra Maduro. Necesitan casi 200 mil firmas para activar el proceso, el uno por ciento del censo electoral nacional, que suma 19,8 millones de personas. Con todo, esto no asegura su convocatoria, ya que después se deben presentar casi cuatro millones de rúbricas, el 20% del censo, para que el CNE fije la fecha del referéndum.

Es de esperar que estos pasos puedan ser cumplidos por la oposición, ya lo lograron en 2004 cuando el gobierno bolivariano era mucho más fuerte. En aquella oportunidad 6 de cada 10 venezolanos optaron por darle continuidad al gobierno de Hugo Chávez.

Sin embargo hoy el escenario es muy diferente y la oposición ha logrado una clara victoria en los comicios legislativos de diciembre pasado, lo que permite configurar un escenario favorable a la destitución; aunque no se pueden hacer aseveraciones definitivas al respecto. De realizarse el referéndum, la oposición tendrá que obtener más votos de los que consiguió Maduro en las elecciones de 2013; 7 millones 587 mil 532.

Capriles Radonsky acaba de anunciar que el referendum revocatorio podría convocarse entre las últimas semanas de noviembre y las primeras de diciembre. Aseguró que ese es el mejor mecanismo para avitar un golpe de Estado. Es quien cuenta con las mejores chances de obtener una victoria como candidato opositor en unas hipotéticas elecciones durante el primer trimetre de 2017.

A continuación un pequeño fragmento del programa Ojo con los Medios en el que tratamos este tema.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.