Brasil sin tregua: Nuevos capítulos del impeachment

(Abya Yala Digital).- La cobertura desde Brasil nos brindó la posibilidad de conocer más íntimamente los vericuetos de un escenario político sumamente dinámico que tiene como trasfondo el regreso –ilegítimo- de la derecha al poder en la principal potencia suramericana.

Pero claro que la continuidad de este armado novelesco no depende de la permanencia de este corresponsal en Sao Paulo, por lo que desde Abya Yala estamos obligados a darle seguimiento -en el entendido de que se trata de la crisis institucional más grave de las últimas décadas en el corazón de nuestro gran vecino-.

Ahora el último capítulo, fíjese las vueltas de la vida. La derecha busca sacar del poder a Dilma Roussef desde que ganó la segunda vuelta en 2014, es un golpe porque la acusación en contra de la Presidenta carece de la más mínima rigurosidad. El golpe tiene dos líderes, el vicepresidente Michel Temer -desesperado por ocupar el sillón presidencial- y el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, ambos del PMDB.

Ante este escenario el Partido de los Trabajadores (PT) de Dilma y Lula evalúa fórmulas para minimizar o desarticular el golpe. Como ya es inevitable la suspensión de Rousseff y todo parecería indicar que su destitución definitiva también, el PT juega una nueva carta, la convocatoria a elecciones anticipadas.

Y aquí viene la paradoja, Temer -el líder del golpe- denuncia que Lula es quien está organizando un golpe en su contra, ya que la convocatoria a elecciones anticipadas no está prevista en la constitución. A sus 75 años, Temer acelera hacia su último orgasmo político, que será alcanzado sin ningún voto popular. A este personajillo de la historia al que hasta la cara se la vuelto de malvado, la presidencia puede durarle más de dos años y no se lo ve en absoluto interesado por la legitimidad de su mandato.

Temer será presidente, pero está por verse si podrá aguantar la presión para realizar nuevas elecciones. Para resistir no cuenta con apoyos sociales pero sí de muchos sectores del establishment. Los ejes de su programa de gobierno son las privatizaciones y la clausura de 6 ministerios. Los empresarios agrupados en la Confederación Nacional de Industrias ya le han planteado a Temer que debe tomar 36 medidas indispensables para ajustar la economía. Podrá imaginar ud. cuántas serán en favor de los trabajadores.

Mientras tanto, la prensa opositora informa que Dilma ya ha declarado en una reunión junto a sus colaboradores que su destitución es “inevitable” y en el PT discuten la conveniencia de presentar su renuncia antes de permitirle al Senado el show de la destitución. Eso mismo hizo Fernando Collor en 1992.

Si la presión social logra un llamado a elecciones anticipadas, Lula y la pseudo verde Marina Silva son los principales candidatos a ganar la presidencia. Lula podría imponerse en la primera vuelta con alrededor de un 25 por ciento de los votos, pero hasta ahora parece difícil que lograra vencer en una segunda vuelta, ya que el 75 por ciento restante que no opté por él en la primera tanda, estaría muy en contra de elegirlo en una segunda.

Los petistas confían en que el carisma de Lula y la instalación fuerte de su propuesta campaña mediante, puedan alterar estos números, pero ni en su mejor momento Lula pudo superar el 50 por ciento de los votos en primera vuelta.

Entre medio Dilma no se queda quieta, prepara una agenda de izquierda con los movimiento sociales que no podrá evitar su suspensión en los próximos días, pero con la que aspira a evitar su destitución definitiva, tiene menos de 6 meses para lograrlo.

Hace unos minutos en un acto desde Planalto (el Palacio Quemado brasileño) aseguró que en el Senado los golpistas no lograrán los votos necesarios para destituirla.

 

PD.A continuación un fragmento de Ojo con los Medios donde tratamos el tema, no te pierdas las sabias palabras del Pepe Mujica hacia el final del clip.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.