Contradicciones oficialistas y opositoras de cara al referendum venezolano

(Abya Yala Digital).- Acompáñeme -en 6 minutos- a pensar un poco sobre el refendum revocatorio en Venezuela.

Primero el líder opositor Henrique Capriles Radonsky, principal interesado en que se lleve adelante.

Ahora, después de ver y escuchar a Capriles, fíjese la cita de esta columna de opinión del diario anti procesos de cambio argentino Clarín, la escribe Marcelo Cantelmi este domingo.

«La persistencia del modelo también tiene una explicación política. El periodista Eugenio Martínez la sintetiza en cierta baja voluntad de cambio en la propia oposición. “En los años 2003-2004 todos -incluyendo Hugo Chávez- querían el revocatorio. Hoy Maduro no lo quiere y algunos sectores de la MUD, tampoco”. Recuerda que el secretario ejecutivo de la coalición, Jesús Torrealba “declaró que hubo un amplio consenso … en no ponerse de acuerdo con el mecanismo para sacar a Maduro del poder”.

Algunos líderes opositores apostarían así a mantener a Maduro hirviendo en su propia pesadilla o a admitir un gatopardismo con un presidente transitorio que sería hoy el vice Aristóbulo Istúriz. Es una apuesta peligrosa. El esfuerzo del gobierno para alterar el proceso, con el argumento de la crisis energética habilitando dos días por semana a los empleados públicos, apenas oculta una maniobra. Como las firmas deben ser verificadas en jornadas hábiles, se busca demorar el trámite para que no se vote este año. Si se supera el 10 de enero, deberá asumir el vice hasta el fin del mandato en 2019. Ese cargo es cubierto a dedo por el Ejecutivo. Cualquiera puede ser nombrado a último momento, incluso el propio Cabello.»

Ahora preste atención a lo que me escribió mi colega venezolano Ernesto J. Navarro -comunicador bolivariano- a mi correo el pasado viernes.

«Ayer estuve en un foro con el constititucionalista Hermánn Escarrá. Ahí explicó que:
-La iniciativa de la MUD aplicar a Nicolás un juicio político por «abandono del cargo» no tiene asidero (y explicó por qué)
-La reforma constitucional no es retroactiva. Si aprueban recortar el período NO sería aplicable a Nicolás porque ya fue elegido para 6 años.
El referendo… con eso tratan de movilizar a su gente… pero… Primero deben sumar 200mil firmas para solicitar las planillas del CNE (cosa nada imposible). Luego deben obtener 4 millones de solicitudes (firmas con huella dactilar). Supongamos que ese proceso es perfecto y lo logran. Eso debe suponer que NADIE, en ningún estado, presente impugnaciones a la recolección de firmas o introduzca pedidos de nulidad del proceso. Y que NADIE acuda al CNE a reclamar que su firma aparece allí sin haber firmado. Entonces mientras se resuelve eso estado por estado, Escarrá calcula que el referendo será para dentro de dos años.

-Así que sólo veo la violencia como ÚNICO recurso opositor y eso si es jodido. En las últimas semanas se han presentado eventos de «linchamientos» y algunos terminaron en gente inocente… cosa que agrava el panorama.»

Sobre la situación económica, a lo que caracteriza como «guerra», me comenta:
«Antes, con Chávez vivo ya habían ensayado la desaparición de productos previo a procesos electorales. la oposición descubrió que con el golpe militar y/o mediático no iban a derrotar al pueblo, así que optaron por vencerlo a punta de hambre, de quebrar la voluntad de la gente.
Hacer colas para comprar harina de maíz o papel higiénico, es una condición absolutamente novedosa para el consumismo venezolano (que vos conocés bien) acostumbrado a gastar y a comprar «marcas».
Esas colas degeneraron en el «bachaqueo» y eso en una situación de depredación donde sólo resuelven sus necesidades todas, los que tienen más dinero.
Previo a las elecciones de la Asamblea Nacional ya veníamos muy golpeados por esta situación y se incrementó como herramienta electoral. Supe de dos casos, en los que llamaron a militantes de la estructira del Psuv para que se enlistaran como testigos electorales y ambos respondieron: «no puedo, estoy haciendo cola para comprar harina». Así que, me atrevo a especular, ya veníamos con la moral golpeada.
En medio de todo esto, en mi opinión, me parece que las acciones del gobierno para atacar la guerra económica se quedan cortas y no se radicalizan, es decir, no se termina de involucrar al pueblo para atacarla. Y agrego: si asumimos el discurso de que enfrentamos una ‘guerra económica’, me parece que la estamos perdiendo simplemente porque siento que no atacamos al enemigo.»
Hoy es 1 de mayo y domingo, por lo que me había propuesto la imperiosa necesidad de no trabajar, pero estas crisis políticas regionales son demasiado apasionantes, por lo que me pareció que no podía dejar de compartir estas valoraciones con ustedes. Tenemos que tratar de entender qué sucede en Venezuela, y como se ve, no es nada simple.
Como cierre les sugiero una columna de hoy en Página/12. El destacado intelectual brasileño Emir Sader estuvo hace pocos días en La Paz y cuenta sus impresiones a los lectores argentinos.
http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-298214-2016-04-30.html
Feliz día para todxs!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.