Perlitas del golpe en Brasil

Temer cada vez más cerca de golpear a Dilma

(Abya Yala Digital).- Una lectura muy por arriba de los titulares de los periódicos paulistas de hoy nos dan una pauta del carácter (¿ultra?) conservador del movimiento golpista brasileño que lidera Michel Temer.

Folha do Sao Paulo dice que Temer defenderá a las empresas aéreas con un 100 por ciento de capital externo.

Estado do Sao Paulo nos ofrece este titular: Temer vai reestruturar área de inteligencia e recriar GSI

Permítame darle el contexto.

En octubre pasado Dilma Roussef retiró el manejo de los servicios de inteligencia a los militares (cuestión que debió haberse dado desde el fin de la dictadura en 1985) y creó la Agencia Brasileira de Inteligencia, manejada -como corresponde a una nación moderna y democrática- por civiles. Ahora Temer promete a los militares devolverles su poder dictatorial usurpado injustamente por la mandataria comunista.

En este lenguaje piensan estos personajes.

La inteligencia brasileña volverá a ser monopolizada por las Fuerzas Armadas, como en la época del Plan Cóndor, esto es lo que ofrece Temer al restaurar  el antiguo Gabinete de Segurança Institucional (GSI).

Dos titulares de miércoles, pueden ayudarnos a entender el espíritu de esta restauración conservadora, que cuenta las horas para destituir a Dilma.

Estos mismos diarios lanzaban este último fin de semana una versión que parece tener bastante lógica. Dilma podría anunciar este viernes en cadena nacional su renuncia y la convocatoria a elecciones generales en octubre.

Que esto suceda depende de dos factores principales. En primer lugar la justicia tiene que permitirle a Rousseff ofrecer una cadena nacional de radio y televisión. Absurdamente ya se lo prohibieron en otra oportunidad con impresentables excusas. En segundo lugar el golpista Temer también debe renunciar y ya se sabe que no lo hará por voluntad propia.

Temer dice que la iniciativa de llamar a nuevas elecciones constituye un golpe de Estado. Menuda paradoja, que él gobierne sin ningún voto ciudadano es democracia. Que el pueblo brasileño elija mediante sufragio universal a su nuevo presidente sería un golpe.

Sólo Galeano o García Márquez podrían explicarnos esto, yo me declaro impotente.

Aclaremos que sólo es una versión lo del anuncio del viernes, verosímil pero especulación al fin.

Para terminar otra perlita de nuestros restauradores conservadores. La verdadera cara revanchista del líder opositor Henrique Capriles Radonsky, mostrando la tolerancia de quienes quieren reemplazar a los líderes progresistas. La «crema cero» se utiliza para limpiar la cola de las wawas. Que dios nos tenga en la gloria.

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.