La brújula de Andrés Gómez

Siempre me sorprende el viraje ideológico de los seres humanos.

Sobran ejemplos, generalmente de izquierda a derecha, pero también alguno de derecha a izquierda.

El más famoso en este grupo creo que es Oscar Arnulfo Romero, quien pasó de ser el elegido de la oligarquía al obispo de los pobres al llegar al máximo puesto de la jerarquía eclesiástica salvadoreña.

Carlos Menem pasó de líder nacionalista con más de 20 años de trayectoria a presidente neoliberal en menos de un segundo.

Con él, hicieron lo propio una buena parte de la generación de revolucionarios que en los ´70 pertenecían a la tendencia revolucionaria Montoneros. La más destacada es la actual ministra de Macri, Patricia Bullrich.

En Bolivia Jaime Paz cambió demasiado, lamentablemente.

Víctor Paz no creo, siento por lo que estudié de su figura, que siempre fue un pragmático.

Fuera de estos personajes históricos de la política, hay miles de ejemplos de todxs nosotrxs, los seres humanos que obviamente por nuestra propia evolución tenemos el derecho de pensar y sentir una cosa a los 25, otra a los 50 y una más a los 75.

A mí también me pasa, la política y las disputas por el poder me cansan fuera de cualquier ideología, pero habiendo sido toda mi vida adulta de izquierda, argumento que cuando me canse definitivamente mi salida será hacia el anarquismo revolucionario; que más allá de todas las miserias humana de la izquierda, el mundo sigue siendo injusto y siempre habrá que cambiarlo.

Ivan Arias por ejemplo, ¿cómo hace para pasar de recibir entrenamiento militar en Cuba como integrante de agrupaciones revolucionarias a ser uno de los principales difusores de la derecha?

Pero bueno, lo que más me llamó la atención en las últimas horas fue ver dos twits que decían lo mismo, uno de Samuel Doria Medina y otro de Andrés Gómez Vela.

El de Doria Medina decía:

“Evo dio origen al caso Zapata, su expareja lidera banda criminal, ahora quieren culpar a la oposición.”

El de Gómez decía:

“Cumpas masistas, si Zapata no hubiera sido pareja del Presidente Evo Morales, ¿hubiera logrado ese cargo en CAMC y logrado ser millonaria?”

Y el pensamiento es el mismo, ¿cómo Andrés Gómez, que ha tenido una larga trayectoria en la izquierda, ahora opera con Samuel?

Un miércoles del pasado abril –y esto es público- Samuel, el encargado de prensa de la embajada de Estados Unidos, Andrés Gómez, Iván Arias y otros, se reunieron en un hotel de La Paz para evaluar las perspectivas políticas de Bolivia tras el triunfo del No.

Ahora Samuel y su troupe quieren hacernos creer que el culpable de todo es Evo porque tuvo una relación con Zapata. Como si eso justificara que sus operadores políticos planifiquen la sustracción de identidad de un menor para hacerlo pasar como un hijo del Presidente.

Tamaña osadía política y moral la repite como un loro Andrés Gómez.

Que un periodista critique a Evo por haber tenido una pareja como Zapata me parece que puede tener cierta lógica. Gómez lo hace, pero nunca dice absolutamente nada acerca del invento de la wawa operada por gente demasiado cercana a Samuel. Un delito muy grave del que el periodista se hace cómplice mediático.

Esto muestra  la identidad del comunicador, no es un periodista crítico de izquierda, es un vocero del lineamiento de Samuel.

Por lo menos cuando leo a Wilson García Merida, un furibundo opositor al gobierno, puedo encontrar críticas duras al propio Doria Medina. Y conviene leerlo, pues también denuncia los intentos del empresario cementero por derrocar a Evo Morales.

Creo que en definitiva, Andrés Gómez tiene el derecho a pensar como se le dé la gana y a juntarse con quien quiera, esto es una obviedad.

Igual lo que nunca me va a entrar en la cabeza es que para tumbar gobierno de Morales, un supuesto izquierdista se sume a Samuel, un tipo que –además de avalar el tráfico de un niño con fines electorales-  privatizó empresas estatales rentables y luego se las apropió él mismo de manera privada. Ese es el origen de su fortuna.

Creo que Andrés Gómez debe aceptar él mismo que ya ha quedado demasiado lejos de cualquier filiación progresista, y si está de acuerdo con Samuel y está trabajando para él  lo mejor es que lo haga público, así cuando lo leemos sabemos a quién estamos leyendo.

Al final, Juan del Granado era mucho más respetable.

2 Comments

  1. Muy buen enfoque del susodicho Andres Gomez.
    Saludos “comandate” Andres me gusta mucho su columna y programa Ojo con los medios.

    /Ciro Gimenez

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*