ExMinistra explica la estafa al Estado entorno a AMETEX

Con quiebras fraudulentas y empresas off shore, los Iberkleid estafaron al país decenas de millones de dólares

(Abya Yala Digital).- Teresa Morales, exministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, contó en el  programa “Último Round” de Abya Yala Televisión cómo Marcos Iberkleid y su familia, propietarios de la empresa textil AMETEX, se beneficiaron desde el 2003 de millones de dólares en préstamos de parte de los gobiernos de Gonzalo Sanchez de Lozada y Carlos Mesa. Esos dineros habrían terminando beneficiando a una empresa off shore creada por los Iberkleid en Uruguay.

“El señor Iberkleid no ha recibido un solo peso de nuestro Gobierno desde que se descubrió esto, antes era solo créditos”, puntualizó Morales. Explicó que el trabajo que se realizó el 2012, para la apertura de ENATEX, fue el rescate de la instalación y la mano de  obra, pero no la empresa.  Se alquiló y posteriormente se compró la maquinaria de AMETEX, que en ese momento estaba en manos de una junta de acreedores. Con esta venta pudieron cubrir los beneficios de los obreros.

Rememoró que AMETEX, en el año 2003, antes de la llegada al poder del presidente Morales, ya tenía graves problemas. Recibió 40 millones de dólares en dos préstamos, primero el gobierno de Sánchez de Lozada y luego el de Carlos Mesa. Pese a estas inyecciones económicas sus problemas financieros continuaron.

AMETEX en 2005 se acogió a la ley de reestructuración de empresas. En 2008 y  2011, ya en el gobierno de Evo Morales, se le erogaron dos créditos, mucho más bajos que los anteriores salvatajes para intentar resolver el problema y evitar que 1600 trabajadores pierdan su fuente de trabajo. En diciembre de 2011, Iberkleid pidió 1.500.000 dólares, para pagar aguinaldos al Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural. Esto despertó las sospechas e inició las investigaciones que permitieron descubrir serias irregularidades en AMETEX, por ejemplo, que meses antes Marcos había traspasado 10 millones de dólares a su hermano a una empresa off shore en Montevideo, Uruguay.

Estos indicios, llevaron a descubrir una gran estafa al país, ya que AMETEX vendía sus productos a menor precio a la empresa “Old Castle S.A.”, que los revendía con un mayor margen de lucro.  El cálculo de  Morales sobre esta operación ilegal es que la ganancia era de un 200 % y se perjudicaba a Bolivia al no pagar los impuestos. Al descubrirse esto a finales de 2012 y ante un informe de la Autoridad de Empresas, se inició  un juicio contra los Iberkleid. Para ese entonces Marcos Iberkleid había huido de Bolivia. El delito que cometió está tipificado en el Código de Comercio bajo la denominación de quiebra fraudulenta.

La empresa fue la mayor perjudicada por estar constantemente al borde de la quiebra. En la evaluación de 2012 tenía una deuda de 31 millones de dólares: “Intentamos salvar al corazón de la industria textil boliviana”, concluyó Morales.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.