Desastres ambientales en Bolivia

(Abya Yala Digital).- En los últimos años Bolivia fue víctima de los peores efectos del calentamiento global y el Fenómeno del Niño. Los desastres ambientales en el país fueron contundente. Revisamos algunos de los más significativos:

Río Piraí

Organizaciones de la sociedad civil y ambientalistas de Santa Cruz exigieron a las autoridades de la Gobernación y de los ocho municipios que tienen riberas en el río Piraí asumir sus responsabilidades frente a la devastación causada por la explotación ilegal de áridos, asentamientos humanos en la cuenca y la alta contaminación que el Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización demostró en su diagnóstico ambiental en 2016. Se identificó 343 casos de delitos contra el afluente.

Se conminó a que declaren una pausa ecológica, porque de no hacerlo, la cuenca se convertirá en un foco de contaminación infecciosa, alterará su cauce peligrosamente o se desbordará por la deforestación.

Laguna Alalay

La Laguna Alalay de Cochabamba fue declarada como zona de emergencia ambiental por la muerte de miles de crías de peces que albergaba su espejo de agua. Dado que el sistema de la laguna colapsó, se atribuyen la muerte de los peces al crecimiento de las algas y a la falta de oxígeno.

Una señal de contaminación de un humedal o laguna es que sus aguas tienen muchas sales y poco oxígeno. Un 60 % de la contaminación de la laguna proviene del río Rocha, que ya está contaminado, y un 40 % proviene de aguas servidas de los cerros circundantes.

Lago Poopó

A finales del 2015, las comunidades aledañas al milenario lago Poopó, ubicado en el departamento de Oruro y colindante con Chile, enfrentó una de las sequías más severas desde 1980. Las aguas desaparecieron, los peces murieron y solo quedó tierra seca. El lago era considerado el segundo lago más grande de Bolivia, después del Titicaca. Hace 30 años medía 84 kilómetros de largo por 55 de ancho, tenía una superficie de 4.620 kilómetros cuadrados y una profundidad de 30 metros. Se atribuyó la sequía del lago al calentamiento, la desviación de aguas y a la contaminación minera.

Ríos Pilcomayo y Bermejo

La oficina técnica nacional de los ríos Pilcomayo y Bermejo, tras un monitoreo en estos meses a las cabeceras de la cuenca del río Pilcomayo, en el departamento de Potosí, logró identificar 1.800 puntos de contaminación ambiental por causas diversas, en especial empresas mineras que operan cerca de las riberas del río, que en su mayoría no estarían cumpliendo con las leyes mineras y medioambientales en vigencia

Sequía Nacional

De los 339 municipios del país, 142 fueron declarados en emergencia por la sequía este 2016, que perjudicó a 132 mil familias. Unas 277 mil cabezas de ganado murieron, mientras vecinos de zonas periurbanas de Potosí, Cochabamba y Oruro se quedaron sin agua. La sequía que azotó al país es la peor registrada en los últimos 25 años. Ocasionó incendios graves en Cochabamba, redujo la producción agrícola y ganadera, afectó el acceso al agua potable de miles de personas e incluso aumentó la población de ratas en centros poblados del Beni, que huyeron de los focos de calor.

Bolivia es uno de los ocho países más ricos del mundo en diversidad biológica, según una publicación de 2012. Su territorio comprende 4 biomasas, 32 regiones ecológicas y 199 ecosistemas. Más del 17 % del territorio son áreas protegidas y parques nacionales, sin embargo, si no se tiene conciencia en el cuidado del medio ambiente, las futuras generaciones pagarán las consecuencias de la falta de agua, las sequías y la contaminación. (video)

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.