La Paz llega a Colombia después de 52 años

(Abya Yala Digital ).- Ante más de una docena de Presidentes, Cancilleres, el Secretario General de la ONU y otros invitados, el Gobierno colombiano y las FARC-EP firmaron el histórico acuerdo que pondrá final al conflicto armado entre ambas partes.

La ceremonia protocolar en esta caribeña ciudad estuvo precedida por la X Conferencia de la organización guerrillera, en la cual sus integrantes ratificaron el pacto para la terminación de la confrontación bélica, divulgado en La Habana el 24 de agosto pasado. Suscrito entonces por el abogado Humberto de la Calle, en representación del Ejecutivo, y por Iván Márquez, portavoz de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), fue sancionado este lunes por el presidente Juan Manuel Santos y el líder del grupo insurgente, Timoléon Jiménez.

A la cita asistieron delegados de los países garantes de los diálogos pacificadores (Cuba y Noruega), celebrados en la isla, así como de los acompañantes (Chile y Venezuela). Fueron necesarios casi cuatro años de conversaciones para llegar al consenso global, el cual incluye convenios en los temas de reforma rural integral, participación política, combate contra el tráfico ilícito de drogas, víctimas (abarca la justicia transicional), cese el fuego bilateral, refrendación e implementación.

La ceremonia en Cartagena transcurrió en medio del silenciamiento definitivo de los fusiles decretado de conjunto por la actual administración y las FARC-EP, el mes previo, acción que en la práctica presupone el término de los enfrentamientos con esa agrupación, la principal involucrada en la guerra interna. En el acto estuvieron presentes los gobernantes de Chile, Ecuador, Venezuela, Cuba, El Salvador, Guatemala, entre otros jefes de Estado, además del Secretario General de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, quien calificó la jornada de memorable.

La ONU colaborará en el proceso de verificación del cese el fuego bilateral y la dejación de armas o desarme de los rebeldes. El siguiente paso en la ruta de la paz será la realización de un plebiscito el venidero 2 de octubre, cuando los ciudadanos deberán validar con su voto todo lo concertado en la capital cubana.

Única en el continente, la conflagración ha ocasionado la muerte a unas 300 mil personas, mientras casi siete millones permanecen desplazadas y al menos 45 mil están desaparecidas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.