ONU alerta “crisis insostenible” por desabastecimiento de agua

(Abya Yala Digital).- El mundo se encamina hacia una crisis insostenible de desabastecimiento de agua potable, debido a factores como el cambio climático y el crecimiento de la población. La advertencia fue hecha por líderes de la Organización de Naciones Unidas y de más de 30 naciones que participarán en la “Cumbre del Agua Budapest 2016”, que inició el lunes 28 de noviembre y se extenderá hasta el 2 de diciembre.

En el sexto objetivo de desarrollo sostenible, aprobado por la ONU en el año 2015, se advierte que la escasez de agua afecta ya a más del 40 % de la población mundial y que crecerá con el aumento de las temperaturas, debido al cambio climático. La demanda de agua crecería un 55 % hasta el año 2030, sin embargo, se debe cumplir con el objetivo del Acuerdo de París de mantener el aumento de la temperatura media por debajo de 2 grados centígrados.

Este tipo de alertas de la Organización de Naciones Unidas se hacen por lo menos una vez por año, pero las acciones a adoptar no se realizan con la misma rapidez. En 2003, un informe daba cuenta que 1.100 millones de personas no tenían acceso a agua potable y que además la crisis mundial del agua «estaba empeorando y continuará haciéndolo, a no ser que se emprenda una acción correctiva». A mediados del presente siglo, 7.000 millones de personas en 60 países sufrirán escasez de agua, en el peor de los casos, y en el mejor se tratará de 2.000 millones de personas en 48 países.

En 2006 se señaló que 1,1 millones de habitantes de países en desarrollo carecen de un acceso adecuado al agua, 2,6 millones no disponían de servicios básicos de saneamiento y dos millones de niños mueren cada año por estas carencias. En 2012 se advirtió que el mundo se enfrentaba a una “bancarrota de agua”, debido a problemas como la urbanización y la actividad económica de las principales cuencas fluviales del mundo, además del alarmante calentamiento de las aguas oceánicas.

En 2014 señalaron que la demanda de energía crecerá de forma exponencial en las próximas décadas y este incremento en la necesidad de energía tendrá como consecuencia, muy negativa, un incremento en la escasez del agua. En 2015 la ONU alertó que la escasez de agua podría llevar a un conflicto entre comunidades y países, debido a que el mundo aún no es plenamente consciente de la crisis de agua que muchas naciones enfrentan como resultado del cambio climático.

Los participantes de la Cumbre del Agua de Budapest tratarán en estos días asuntos relacionados con ese recurso hídrico como el abastecimiento, los impactos del cambio climático y la financiación de las políticas relacionadas con el asunto, este texto será luego debatido en la cumbre sobre los océanos que se celebrará en 2017 en Nueva York.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.