Políticos de Brasil preocupados por investigaciones en caso Odebrecht

El presidente de la constructora Odebrecht, Marcelo Odebrecht, habla durante una entrevista con Reuters en Lima, 1 de mayo de 2013. La policía brasileña arrestó el viernes a los presidentes de dos de los principales contratistas de Petrobras, Odebrecht y Andrade Gutierrez, en el último episodio de una gran investigación por corrupción en la compañía petrolera estatal, informaron medios locales. REUTERS/Enrique Castro-Mendivil

(Abya Yala Digital).- La clase política brasileña vive días de tensión tras el “tsunami político” desatado por el fiscal general Rodrigo Janot, quien pidió a la Justicia, el martes pasado, la apertura de 320 investigaciones en el marco del escándalo de corrupción en Petrobras, incluyendo 83 nuevas solicitudes contra políticos.

La “Lista Janot”, una nómina con el nombre de todos los dirigentes implicados en el escándalo de Petrobras delatados por exdirectivos del grupo Odebrecht, incluiría al menos cinco ministros del Gobierno de Michel Temer, dos expresidentes de la República, dos excandidatos a la Presidencia por parte del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) además de  importantes legisladores.

Según los diarios O Globo y Folha de Sao Paulo, los cinco ministros involucrados serían Eliseu Padilha (Casa Civil), Moreira Franco (Secretaria General de Presidencia), Aloysio Nunes (Relaciones Exteriores), Bruno Araújo (Ciudades) y Gilberto Kassab (Ciencia y Tecnología).

También, los medios brasileños reportaron que el pedido de investigación involucraría a los excandidatos presidenciales del PSDB, José Serra y Aécio Neves. En la lista están además los nombres de los expresidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, y los exministros de Hacienda, Antonio Palocci y Guido Mantega, todos del Partido de Trabajadores (PT).

Bajo la Constitución federal de Brasil, los legisladores y ministros sólo pueden ser enjuiciados por el STF, donde los casos a menudo tardan años en llegar a juicio.

El presidente Temer no ha sido implicado directamente en el financiamiento ilegal a los partidos y ha negado cualquier ilícito en el escándalo, que se ha prolongado por tres años y se ha centrado en contratos sobrevalorados con la constructora Odebrecht, controlada por Petróleo Brasileiro S.A.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*