Alfonso Ossandón: Sociedad chilena está asumiendo que nuestra historia no está completa sin la historia de Bolivia

(Abya Yala Digital).- La noche de este jueves desde la Serena en Chile, conversamos con el comunicador y documentalista chileno, Alfonso Ossandón, que en su rol de educador entregó en marzo, el Libro del Mar a estudiantes chilenos y de otras nacionalidades por el bullying que sufren los alumnos extranjeros. Esto como una medida para hacer que los niños y jóvenes conozcan otra parte de la historia y puedan tender puentes entre hermanos latinoamericanos.

Ossandón contó que esta situación llamó la atención de las autoridades chilenas que tuvieron una repercusión que a su parecer es “virulenta”, explicó que en el colegio Carlos Condell, -héroe chileno de la guerra del Pacifico-, se detectó este maltrato y se decidió “analizar la otra parte de la historia, fue contextualizado, para que acojan a sus compañeros bolivianos”, explicó que se iba  hacer un registro documental de este proceso pedagógico.

Este hecho llamó la atención primero de la prensa convencional chilena y  después de las autoridades del vecino país, “esto creo una reacción bastante virulenta por parte de la Cancillería y del Ministerio del Interior y de Educación que emplazó a la Corporación Municipal de la que somos parte e impulso un proceso de requisamiento e identificación de quienes están en ese proceso pedagógico”, señaló que muchos maestros están en riesgo de perder el trabajo.

“Esta iniciativa con tanta expectativa de generar integración americana, de mirar al otro como un hermano e integrarlo” refirió el comunicador que manifestó que este esfuerzo hizo que se active un operativo de inteligencia que requiso los libros y se persiga a los que la impulsaron, “responsabilizo a Heraldo Muñoz y a Mario Fernández de esta destemplada acción”.

“El estado chileno quiere hacer que esto nunca pasó, que se devolvieron los libros”, contó Ossandón y refirió que los pueblos tienen otra forma de comunicación, que no es la de las elites que gobiernan su país en este momento, resaltó que este tipo de acciones crean reacciones en la sociedad, “poco a poco se ha instaurado en la sociedad chilena, un diálogo profundo, de asumir que nuestra historia no está completa, sin que no esté la historia boliviana”.

Finalizó que lo positivo es la intención del pueblo chileno de tender un dialogo con Bolivia, “de pueblo a pueblo”, dijo y refirió  que ayer en Santiago de Chile, Casa Bolívar realizó una entrega de libros similar, y en lo negativo, la campaña de amedrentamiento y desprestigio que sufren los que realizaron este trabajo educacional.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*