De La Reza será homenajeado en el MNA

(Abya Yala Culturas).- El Museo Nacional de Arte, dependiente de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia y el Centro Pedagógico y Cultural Simón I. Patiño, dependiente de la Fundación Simón I. Patiño, anuncian la presentación de la muestra de homenaje a Jorge De La Reza, en acto a realizarse el día miércoles 20 de diciembre de 2017 en la Sala Diez de Medina del Museo Nacional de Arte.

Jorge De La Reza formado en la Escuela de Arte y Ciencias de Yale en New Haven , Connecticut – Estados Unidos y a la postre en el Real Instituto de Bellas Artes Florencia Italia, estuvo influenciado por ciertos periodos del arte que marcaron su trabajo en su laureada carrera como artista, cabe citar que en los tiempos donde De La Reza inhalaba estos conceptos artísticos las conceptualizaciones del Modern Style y la Belle Epoque estaba en un periodo de convivencia simultánea donde el artista podía situar el arte en un simbolismo exquisito de una nueva visión del arte.

El modernismo como tal fue uno de los conceptos que Jorge De La Reza hizo presente en sus obras artísticas, como un uso de ritmos amplios que evocan la naturalidad y un empleo de líneas curvas que son una muestra de estilización de aquellas formas que ya se alejaban con mayor frecuencia de una representación con rasgos estrictamente realistas, De La Reza como tal buscó en el modernismo un toque a la estilización pero también la combinación y búsqueda de motivos artísticos en la literatura universal y poco después en las culturas nativas. Dicha combinación lo acercó de una manera interesante al simbolismo, con una clara intención de estructurar una realidad propia en la que cada elemento artístico respondería a un propósito iconográfico, en la conformación de un discurso de conceptualizaciones más auténticas.

El gran trabajo de Jorge de la Reza se basa en un gran y exquisito dominio del dibujo a través de paisajes o de la misma figura humana, este trabajo creativo se encuentra documentado en un sinfín de apuntes, una de las características del autor era la de concebir obras de gran tamaño con una mirada artística más direccionada al mural mismas que no se concretaron, como es el caso de su obra La Conquista la cual es una clara intención compositiva que quedó en un proyecto sin realizar.

Si de cualidades se trata De La Reza tuvo como gran especialidad la técnica de la acuarela que le sirvió para una importante construcción de sus productos, esta contaba con una técnica depurada de la tradición inglesa en la cual la trasparencia del color permite iluminar la estampa con el blanco de la superficie del papel, y las manchas se hacen a primera intención evitando la sobrecarga del pigmento, este original rasgo en su trabajo dio origen a una línea artística de acuarelistas renombrados en el arte boliviano, como ser: José Rovira considerado como uno de los acuarelistas más importantes del país, que a su vez fue mentor de Julio Cesar Téllez, tres grandes nombres que marcaron y redefinieron la historia de la acuarela boliviana y dejaron una enseñanza en la manera de trabajar con la misma.

En el conjunto de la exposición resaltan de sobremanera dos temáticas en las que De La Reza salvaguardo una importante variedad de imágenes de dos centros patrimoniales como son las ciudades de Cusco en Perú y Potosí en Bolivia mismas que cuentan con una influencia barroca  que fue plasmada en la historia colonial de la región, a pesar de no haber encontrado muchas pinturas referidas a este trabajo existe una gran cantidad de dibujos y apuntes que son de un extraordinario valor testimonial, es bueno recalcar también que la conformación de una identidad en la pintura moderna boliviana partió a principios del siglo XX con una representación del paisaje y el tan rico patrimonio arquitectónico que dejo la época colonial. Es en este proceso de revolución del arte boliviano que el indigenismo se posiciona como una importante expresión artística con la clara intención de Jorge De La Reza de reivindicar la figura del indio y la estilización modernista, aspectos en los cuales tienen un parentesco con Guzmán de Rojas; pero la producción de De La Reza tiene un mayor posicionamiento por el toque estético y formal, en combinación con el carácter simbólico que tiene como carta de presentación sus obras más importantes, que le sirvieron para construir discursos de denuncia y de reivindicación de la cosmovisión andina. El cuadro que el artista dedico a la Virgen de Copacabana y el tríptico Amanecer que se encuentra en una colección privada en Estado Unidos demuestran claramente el discurso icónico que se relaciona de manera muy estrecha con aspectos míticos y religiosos, mientras que obras de arte como La Conquista tienen elementos iconográficos que construyen discursos de denuncia, este faceta es una particularidad de De La Reza ya que otros exponentes del indigenismo carecen de este elemento.

Durante la Guerra del Chaco el autor realizó de una manera detallada crónicas visuales de la mano del dibujo y la acuarela, estas piezas se enfocaban en la objetiva mirada de la realidad del conflicto bélico señalando principalmente las extremas condiciones en que se encontraban los ejércitos de Paraguay y Bolivia, estas obras que al igual que las de Raúl G. Prada y Cecilio Guzmán retrataban paisajes, escenas de trincheras, hospitales de campaña señalando la gravedad de un conflicto que cobro la mayor cantidad de víctimas fatales en la historia de Sudamérica y que fue la piedra angular que cambió el panorama político del país el cual culminaría con aquella Revolución Nacional de 1952.

Finalmente cabe señalar en enfoque variado de Jorge De La Reza que se extendió  a la creación visual como el diseño gráfico, la ilustración y la historieta, teniendo como piezas a resaltar tarjetas de felicitación por las fiestas de fin de año realizadas en grabado de gran belleza  en donde un rasgo característico es la autenticidad del autor, el cual sigue siendo la expresión indigenista misma que se posición como una tendencia vanguardista de diseño moderno con un alto grado de originalidad, es también renombrable citar a Satuco un cómic boliviano con la clara intención de visibilidad la cultura indígena con este famoso indicio acompañado de su fiel llama.

A 58 años de la muerte de Jorge De La Reza el conjunto de su aporte al arte boliviano todavía no ha sido estudiado a profundidad, ya que mucho de este maravilloso trabajo se encuentra aún en peligro de desaparecer debido a distintas razones, es por tales motivos que el Museo Nacional de Arte a graves de esta muestra le rinde un merecido homenaje al gran artista Don Jorge De La Reza

La muestra que cierra el calendario de exposiciones temporales programada por el Museo Nacional de Arte para la gestión 2017, permanecerá abierta al público hasta el 21 de enero del 2018 en ambientes del Museo Nacional de Arte (calle Comercio esq. Socabaya).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*