Bolívar desea adelantar el partido por 60 minutos para no tener problemas de iluminación.

(Abya Yala Digital).- Ante la imposibilidad de utilizar el Estadio Hernando Siles de La Paz por el instalado de la pista atlética, el Club Bolívar se vio obligado a jugar la fecha 12 en su reducto de Tembladerani ante Destroyers, por lo que la dirigencia celeste espera recibir el ok por parte de la Liga como del rival de turno para adelantar 60 minutos el compromiso que en un principio fue pactado para las 16 horas. Las razones que priman este deseo es que el escenario no cuanta con luminaria apta para este tipo de partidos de la primera división y se quiere evitar que existan problemas posteriores, e incuso con la televisación del cotejo.

Este miércoles los académicos retornarán a los entrenamientos   para comenzar a diseñar la estrategia y buscar el onceno que enfrente a los canarios este domingo, donde el estratega Vinícius Eutropio podrá contar con  el volante Diego bejarano que se recuperó de una contractura muscular que lo dejó fuera del compromiso ante The Strongest el domingo, todavía se espera que el cuerpo médico celeste dé el visto bueno para que el zaguero Luis Gutiérrez pueda entrenar a la par de sus compañeros este miércoles ya que el jugador sintió dolor nuevamente en un dedo del pié derecho el fin de semana. Además de “Guti” el DT brasileño no contará todavía con el volante Jorge Enrique Flores, quien aún está en etapa de recuperación tras una cirugía en la clavícula.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*