Argentina vive el tercer paro general en contra de las políticas de Mauricio Macri

Fotografía: La Tercera

Argentina, 25 de junio 2018 (Abya Yala Digital).- La Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGT) inicia este lunes el tercer paro general desde que el presidente Mauricio Macri asumió el poder.
El paro, que durará 24 horas, es respaldado por una amplia mayoría de sectores sindicales y exige al Gobierno de Mauricio Macri un cambio en las medidas económicas, rechazando los acuerdos a los que el Gobierno llegó con el Fondo Monetario Internacional (FMI). También piden al mandatario revisar el plan de recortes en la administración pública y dar un alto a los despidos en el sector privado.
Al paro y encabezado por la CGT se unieron además otras centrales y sindicatos que no forman parte de la entidad como es el caso de las dos Centrales de Trabajadores de Argentina (CTA) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).También toma notoriedad ya que tanto la Unión Tranviaros Automotor (UTA), que reúne a los trabajadores de autobuses, como la Unión Ferroviaria y La Fraternidad (maquinistas) adhieren a la medida.
Los trabajadores aeronáuticos se sumaron a la protesta recién la última semana por lo que se estima que entre 65.000 y 70.000 pasajeros que ya sacaron sus boletos de avión se vean afectados.


Por su parte también formarán parte de la jornada de reclamo el Sindicato de Camioneros, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Pasteleros, docentes de la Provincia de Buenos Aires, Telefónicos, Farmacéuticos, Luz y Fuerza, Prensa, entre otros.
Finalmente, en lo que respecta a la industria no trabajarán quienes estén afiliados a la histórica Unión Obrera Metalúrgica (UOM), así como tampoco lo harán los trabajadores del Tabaco, Frigoríficos y algunas seccionales del sindicato de la Construcción.
Si bien la CGT decidió no hacer ningún tipo de movilización, algunos gremios conducidos por la izquierda resolvieron salir a la calle y realizar cortes de distintas vías de circulación. «Nosotros proponemos un paro activo, con movilización, porque sabemos que solo una demostración de fuerza de los trabajadores puede poner el fin al plan de ajuste», declaró a La Nación el dirigente del Partido Obrero, Néstor Pitrola.
Previo a la convocatoria de la huelga, los gremialistas habían elevado al gobierno un reclamo de cinco puntos. Los mismos eran: una norma para evitar despidos y suspensiones por seis meses; la reapertura de las paritarias cerradas hasta la fecha; la eliminación del llamado Impuesto a las Ganancias que pagan muchos trabajadores; devolución de los fondos correspondientes a los gastos de salud de las obras sociales manejadas por los sindicatos; y un compromiso de no modificar la actual Ley de Contrato de Trabajo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.