Hambruna se apodera de Yemen, mientras la ONU impulsa negociación de paz

Yemen, Abya Yala Digital.- El enviado de Naciones Unidas en Yemen, Martin Griffiths, se reunió el pasado lunes en Riad con los dirigentes yemeníes exiliados en la capital saudí, con el objetivo de impulsar unas negociaciones de paz que ayuden a parar la crisis humanitaria en ese país.

La guerra en Yemen está a punto de alcanzar su cuarto año y el único resultado tangible hasta ahora es la destrucción gradual del país y de su pueblo, puesto que en un país de unos 27 millones de habitantes la ONU estima que unos 22,2 millones de personas necesitan algún tipo de ayuda o protección, incluidos 11,3 millones para los que la necesidad de ayuda es vital. Además, hay 8,4 millones de personas en grave situación alimentaria y al borde de la hambruna, un 24 por ciento más que en abril de 2017.

Aparentemente, se combate para restablecer al depuesto presidente Abd Rabbuh Mansur Hadi, que huyó a Arabia Saudí después de que los hutíes se apoderaran de Sanaa en 2014. La guerra tiene el objetivo de frustrar el supuesto plan de Irán de expandir su control por todo Yemen utilizando a los rebeldes hutíes como representantes suyos.

Según la UNICEF, 1,8 millones de niños sufren desnutrición aguda, y de ellos 400.000 sufren de desnutrición aguda grave. Los bombardeos mataron a más de 10.000 seres, haciendo que 22 millones –la mayor parte de la población del Yemen– necesiten ayuda internacional. La mitad de las instalaciones sanitarias del país han sido destruidas por una campaña de bombardeos de la coalición que ha atacado las infraestructuras civiles y, a menudo, a los civiles mismos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.