Tras 22 años de la “Masacre de Navidad” el caso continúa impune

La Paz, Abya Yala Digital.- La masacre de Navidad en 1996 realizada en el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, quien tomó la decisión de imponer el modelo neoliberal en las minas de oro de Capasirca y Amayapampa, ubicadas en el norte de Potosí, donde la Central Obrera Boliviana (COB), Radio Pio XII y Derechos Humanos confirmaron la muerte de nueve personas, entre ellas, mujeres y niños y dejó más de 50 heridos

 

Hoy, 22 años después, la Masacre de Navidad permanece impune al igual que sus protagonistas como las autoridades nacionales de ese entonces y personajes destacados de la época como el vicepresidente Víctor Hugo Cárdenas y Carlos Mesa quien llegó al terreno como corresponsal cuando la violencia era innegable y, tras una entrevista al prefecto de Potosí, dio a conocer la ausencia de hechos violentos y la inexistencia de víctimas, negando las denuncias de la COB.

 

En noviembre de aquella gestión, autoridades de Oruro enviaron 150 efectivos policiales para desalojar a los trabajadores de Capasirca, donde las tropas fueron sorprendidas y desarmadas desatando la furia de Sánchez de Lozada quien, determinó por presiones externas, imponer la ley de la fuerza con un plan de desocupación de los trabajadores de Capasirca y Amayapampa que terminó con la muerte de nueve personas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.