Por los derechos de la Cultura

Defensora de los derechos de todo tipo de patrimonio, promotora de la cultura, conservadora y restauradora de bienes culturales.

Por: Tatiana Suarez Patiño [1]

Hoy más que nunca, es muy común escuchar decir que el pasado siempre fue mejor, que “antes” había valores y que nada era como lo es ahora, y lejos de afligirme por no vivir en ese “tiempo mejor”, me alegro, porque no sé qué tan bueno fue un pasado sin anestesia, sin wi-fi, sin derechos humanos y sin libertad de expresión.

Si revisamos la historia de nuestro planeta, vemos que está escrita con sangre, ceniza y lágrimas, si algo sabemos hacer bien los humanos es matarnos unos a otros, nos sale perfecto, pero ahora podemos decir que “nos matamos menos que antes”, o al menos hay más justicia, más limitaciones para asesinar, y más acuerdos sociales que gestionan la buena convivencia entre nosotros.

Es curioso que siendo esta una sociedad con más derechos que antes, exista tal cantidad de movimientos sociales de todos los tipos exigiendo aún más derechos, lo cual es excepcional, cuantos más derechos se tenga mejor. Diariamente nacen nuevos colectivos de animalistas, feministas, perristas, gatistas, ecologistas, naturistas, etc., hay defensores para todo, lo cual habla muy bien de esta generación pues desmiente esa idea que las sociedades actuales no tienen luchas sociales y no se mueven.

Pero dentro de esa larga lista de activistas, hay muy pocos peleando en las filas de los que luchamos por los derechos del patrimonio, y resulta tragicómico que la fuente de todas estas otras luchas son producto de una herencia cultural; un patrimonio, y es el que no se cuida.

Cuando hablo de derechos patrimoniales, no me refiero a su figura legal: derechos personales, reales e intelectuales, sino me refiero a los derechos que todos los bienes de interés cultural deben tener.

Debemos empezar a tratar a los bienes culturales como si fueran sujetos vivos y activos de nuestra sociedad, pues están en todo lo que hacemos, nuestro pasado y muestra herencia cultural está en todo, en los guisos y en los chuños que comemos, en la forma de nuestras casas; es la música con la que bailamos y con la que despedimos a nuestros muertos, también están en los caminos textiles de las fibras que nos visten, en los colores que se duermen sobre los lienzos, y en cada palabra, cada frase, cada libro escrito y leído dentro de nuestro país.

Los bienes de interés cultural son tan ciudadanos como cualquier persona, porque están, porque aportan, porque generan ingresos y construyen futuro, por eso deberían y necesitan derechos, y necesitan que alguien los defienda en caso de que se los vulnere.

Por esta causa, se debería comenzar a señalar cuales son los derechos universales que los bienes culturales debieran tener, por proponer algunos podríamos decir que el primero sería:

1) Dignidad e igualdad de derechos desde el nacimiento sin importar el tiempo histórico de ese nacimiento.

2) Entre los bienes culturales no hay distinción de estilos, épocas, culturas, naturaleza etc., para gozar de los derechos.

3) Vida, libertad y seguridad para todos los bienes culturales.

4) Un bien cultural no puede ser torturado ni recibir tratos vejatorios.

5) Reconocimiento de la persona jurídica de cada bien cultural.

“EsTaz Culturas” será un espacio para darles voces a todos los bienes culturales, para defenderlos, para cuidarlos, para agradecerles por su existencia, y por sobre todo para que tú, amigue lector, puedas conocer que te construye y de que te alimentas. Nuestro propósito es recordarte las memorias de otros tiempos que se han archivado en el clóset de la historia, estamos aquí para que no le claves el visto a tu identidad.

[1] Defensora de los derechos de todo tipo de patrimonio, promotora de la cultura, conservadora y restauradora de bienes culturales.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.