El movimiento de los Chalecos Amarillos de Francia condensa diversas demandas sociales

Abya Yala Digital.- En contacto telefónico el periodista franco-suizo, Alex Anfruns, que radica en Bruselas, Bélgica, nos comparte datos sobre el movimiento popular de los “chalecos amarillos”, que desde hace dos meses protesta en Francia por el rechazo al impuesto al carburante, señala que es contradictorio porque no parecía un movimiento destinado a tomar esta amplitud al incrementarse y converger con varias demandas sociales.

“En Francia históricamente el impuesto es considerado como algo positivo para la nación, ya que es una contribución al presupuesto del Estado que favorece a las políticas de servicios públicos. Sin embargo, es una gran contradicción el modelo que desmantela los servicios públicos de un territorio que se ha visto poco a poco desprovisto de servicios de salud y con cierre de escuelas (por eso) ahora se está en una fase de convergencia con otros sectores en lucha” señaló el periodista.

Aclara que el desarrollo capitalista francés favoreció en las últimas décadas a una extensión del hábitat de las construcciones, es decir, hay mayor cantidad de población que vive fuera de las ciudades y dependen del transporte, y que además perdieron el poder adquisitivo por las medidas neoliberales y capitalistas que implementó el presidente francés Emmanuel Macron.

Anfruns explica que la baja popularidad de Emmanuel Macron en Francia es un reflejo de la frágil base electoral que le permitió alcanzar la presidencia porque él no fue elegido por su programa, sino por defecto, ya que los pocos que votaron no querían darle el voto a Marion Anne Perrine Le Pen, popularmente conocida como Marine Le Pen, por ser de ultraderecha. También resalta que la resistencia se multiplicará, así como la represión y la impunidad policial.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.