CONARE de Bolivia denegó pedido de refugio a Battisti

El ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, declaró a los medios que la entrega de Battisti a autoridades italianas el pasado domingo obedeció a que, además de que “simplemente hemos aplicado un procedimiento migratorio, dado que no se había registrado un ingreso legal al país”, el Consejo Nacional del Refugiado (CONARE) del país le «había rechazado una solicitud de refugio».

Romero aclaró que el italiano pidió refugio en Bolivia el pasado 21 de diciembre y que cinco días después «se notificó la denegación de la solicitud».

Según el artículo 6 del Reglamento a la Ley Nº 251 de Protección a Personas Refugiadas, aprobada por el Gobierno, la expulsión de personas refugiadas o solicitantes de tal condición “procederá única y excepcionalmente por razones de seguridad del Estado o de orden público”.

En caso de que procediera la expulsión, se lee en el reglamento, “se otorgará al refugiado un plazo razonable para gestionar su admisión legal en un tercer país, donde no peligren su derecho a la vida, libertad y seguridad”.

La Defensoría del Pueblo de Bolivia, en conocimiento del anuncio de expulsión de Cesare Battisti, advirtió violación de derechos como solicitante de refugio, tras arresto en Santa Cruz y de conocer manifestaciones para que sea puesto a disposición de otros Estados, argumentando, además, que la instancia responsable de la concesión de refugio no lo entrevistó ni lo notificó con el rechazo a su pedido, según un comunicado que emitió el domingo.

Por su parte el Defensor del Pueblo, David Tezanos, señaló a los medios de comunicación que “conforme a la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Ley de Protección a Personas Refugiadas. (Por tanto, se) vulnera los principios de ‘no devolución’ y ‘no expulsión’”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.