Grupo de Lima llama a una salida pacífica en Venezuela

Abya Yala Digital.- El primer mandatario del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, saludó en su cuenta de Twitter la no intervención militar que señala uno de los 19 puntos de la resolución del Grupo de Lima en la que se enfatiza en el respeto al derecho internacional, apoyada por medios políticos y diplomáticos, sin uso de la fuerza. Y enfatizó que Latinoamérica es una región de paz donde se reconoce al diálogo como el único camino para resolver las diferencias.

El Grupo de Lima realizó una declaración de 19 puntos y decidió presentarla a la Corte Penal Internacional (CPI), en los que expresa su voluntad de llevar la situación venezolana al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (de acuerdo con las fuentes, la reunión de este martes será abierta), con la intención de continuar tratándola en la Organización de los Estados Americanos en consideración a lo que considera una “grave situación humanitaria” y pide la designación de un experto independiente o de un grupo de investigación sobre la situación venezolana. Además, denuncia los hechos de violencia ocurridos durante el fin de semana en dos zonas fronterizas, cuando la oposición intentó infructuosamente hacer entrar camiones con ayuda humanitaria y usando los logos  de la Cruz Roja, entidad que desmintió haber estado de acuerdo.

En su cuenta de Twitter, el organismo aclaró que «hemos conocido que hay algunas personas que no están afiliadas a nuestras sedes en Colombia, Venezuela y Brasil que llevan emblemas de la Cruz Roja en la frontera entre Colombia-Venezuela y Brasil-Venezuela».

«Les instamos a que dejen de hacerlo. Pueden tener buenas intenciones, pero corren el riesgo de poner en peligro nuestra neutralidad, imparcialidad e independencia», dispararon.

Por su parte el Gobierno denunció situaciones de operación de bandera falsa en la frontera con Colombia, el sábado pasado, que, se enmarcan dentro de la estrategia de injerencia de Estados Unidos sobre el país latinoamericano.

El opositor Juan Guaidó calificó el suceso como un “crimen de lesa humanidad” y una violación a la Convención de Ginebra en un intento por escalar la atención internacional, con el propósito de producir una intervención extranjera en Venezuela.

Ese día, una operación de falsa bandera ocurrió en el Puente Internacional Francisco de Paula Santander, donde dos camiones con supuesta “ayuda humanitaria” de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) que intentaban ingresar ilegalmente a Venezuela, fueron quemados del lado colombiano.

De acuerdo con testigos, grupos violentos de la oposición venezolana incendiaron los camiones con bombas molotov y luego intentaron inculpar a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y a la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

El mismo sábado, el presidente Nicolás Maduro rechazó la violencia promovida por la derecha internacional y afirmó que el golpe de Estado dirigido por Estados Unidos fracasó.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.