CIDH muestra interés en la situación de Haití y anuncia la instalación de una Sala de Coordinación para monitorear la situación

Desde el 7 de febrero del presente año, Haití vive una situación de crisis y violencia. El pueblo haitiano se levantó en contra de los varios actos de corrupción por parte del gobierno de Jovenel Moïse.

Las protestas fueron de menos a más iniciando como simples bloqueos de calles, avenidas y carreteras; violencia dirigida a manifestantes; disparos esporádicos; detenciones de personas; dificultades en la provisión de bienes y servicios esenciales para la alimentación, el agua potable y la salud; desabastecimiento de combustible, gas y electricidad; paro parcial y/o total de las actividades económicas; cierre de escuelas; cierres de aduanas portuarias y aeropuertos; y un impacto serio al funcionamiento de los servicios públicos. Todo esto dejó un saldo de 26 personas muertas y más de 77 personas heridas, según información de UNICEF.  

Bajo este sentido la CIDH frente a la constante violencia en las protestas, hace un llamado al Estado a respetar el ejercicio de la protesta social, ya que es una de las formas de ejercicio del derecho de reunión y de la libertad de expresión y no puede ser vista como una amenaza al orden público.

La CIDH insta a las autoridades a buscar una solución a la crisis a través de un proceso de diálogo pacífico e inclusivo, y en estricto respeto de los derechos humanos. Para ello anunció la instalación de una Sala de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada (SACROI) para monitorear la situación en el país centroamericano.

A pesar de que la ciudad de Gonaives, la cual se encuentra próxima a la capital haitiana, fue designada el año pasado como sede del carnaval, dicha celebración fue cancelada. “La organización del carnaval nacional exige un tiempo de preparación”, declaró Jean-Michel Lapin, ministro de Culturas, en rueda de prensa para justificar esa decisión.

Este anuncio perjudica las pretensiones del sector opositor, ya que según uno de los principales representantes Michel André, líder del Sector Democrático y Popular, planeaban potenciar las protestas, durante la celebración de los carnavales.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.