Carta de Lula: “Tengo la conciencia tranquila, nada han encontrado para incriminarme”

Brasil.- El expresidente del Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, más conocido como Lula, mediante una carta declara que este 7 de abril se cumplió un año de su detención injusta y que pese a ello puede “dormir con la conciencia tranquila” por ser inocente de los cargos. El diario brasileño Folha de S. Paulo publicó el artículo y carta este domingo en papel y también lo replicó en su página web.

En el artículo resalta el exmandatario que “Hace un año que estoy preso injustamente, acusado y condenado por un crimen que nunca existió” dijo Lula y demarcó que “Nada han encontrado para incriminarme: ni conversaciones de bandidos, ni maletas de dinero, ni cuentas en el exterior”.  Por lo mismo señaló que pese a ello, fue condenado “en un plazo récord” por el juez Sergio Moro y el Tribunal Regional Federal 4 (TRF-4).

Sin Lula, Bolsonaro logra la presidencia

Lula señaló que la justicia brasileña cedió a la “presión de los medios, del mercado y hasta de las Fuerzas Armadas, como confirmó recientemente (el actual presidente) Jair Bolsonaro”, a quien califica de ser “el mayor beneficiario de aquella persecución” ya que su condena sirvió para impedir su candidatura “a toda costa” a la presidencia de Brasil.

“Mi candidatura fue prohibida contrariando la ley electoral, la jurisprudencia y una determinación del Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para garantizar mis derechos políticos”, enfatizó.

Recordó, además, que luego del triunfo de Bolsonaro, el juez Moro aceptó ser su Ministro de Justicia y Seguridad Pública, cargo que ejerce hasta ahora.

Lula mencionó que en poco tiempo “los derechos del pueblo y de la ciudadanía han sido revocados, mientras imponen la disminución de los salarios, la precarización del empleo y el alza del costo de vida”.

“Estamos vivos y fuertes. Juntos, vamos a revertir cada retroceso, cada paso atrás en la dura caminata hacia el Brasil que soñamos y que probamos ser posible construir. Venceremos”, dijo Lula, en otra carta publicada en su web este mismo domingo.

La justicia brasileña no pudo comprobar conexión de Lula con supuestos delitos, pese a ello lo condenaron

Recordemos que el exmandatario fue condenado a 12 años y un mes de prisión por delitos de corrupción por la supuesta aceptación de un lujoso apartamento, ubicado en el Condominio Solaris en Guarujá, a cambio de privilegiar a una empresa en contratos con la estatal Petrobras.

En el escrito de este domingo, Lula recordó que nunca encontraron “ninguna conexión entre el apartamento que nunca fue mío y supuestos desvíos de Petrobras”; a pesar de eso, mencionó que el Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil le negó “una justa petición de habeas corpus”.

En febrero pasado, Lula recibió otra condena, de 12 años y 11 meses de prisión, también por corrupción. En esta oportunidad, el fallo fue por la investigación sobre el pago de sobornos para la reforma de una casa de fin de semana en Atibaia, San Pablo, que fue financiada por las constructoras OAS, Odebrecht y Schahin; la justicia determinó que el exmandatario recibió un millón de reales (270.000 dólares) por las reformas del inmueble; aunque, al igual que en el caso anterior, no es el dueño de la propiedad. En ambos casos la justicia brasileña no pudo comprobar ni evidenciar que Lula esté relacionado directamente con los supuestos delitos.

Movimientos sociales y presidentes latinoamericanos se sumaron a la jornada mundial para exigir liberación de Lula

Este domingo se realizó la Jornada mundial para exigir la liberación de Lula da Silva y en Brasil se extendieron también a miles de personas que se congregaron en más de 40 ciudades con actividades paralelas a las de Curitiba, entre ellas Río de Janeiro, Sao Paulo y Brasilia, según el portal de noticias Rede Brasil Atual. Cabe resaltar que también protestaron contra los retrocesos sociales y económicos del presidente Jair Bolsonaro, que el próximo miércoles cumple sus primeros 100 días al frente del gobierno.

De manera paralela, en países como Francia, Argentina, Dinamarca, Suiza, Estados Unidos, Holanda, España, Italia, Alemania, México, Portugal, Australia, Reino Unido, Uruguay y Austria, entre otros, también se llevarán a cabo actos en apoyo a Lula da Silva, de 73 años de edad.

Varios movimientos sociales, partidos políticos, activistas de los derechos humanos e intelectuales del mundo han reclamado su liberación y denuncian el carácter político de la persecución judicial en su contra.

Por motivo de estas fechas, los presidentes de Cuba, Miguel Díaz-Canel y de Venezuela, Nicolás Maduro se han pronunciado en favor de la libertad del exmandatario brasileño.

Maduro, recordó este domingo el primer año que se cumple “del injusto encarcelamiento de nuestro hermano Lula da Silva”. A través de su cuenta de Twitter se unió “a las voces libres del mundo que claman por la justicia y el cese de la persecución”.

El mismo tono mantuvo el presidente de Cuba, Díaz-Canel quien escribió “reclamamos la libertad para Lula”.

El presidente boliviano, Evo Morales Ayma, también recordó y se unió al pedido de libertad del ex mandatario brasileño en su cuenta de twitter.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.