Notre Dame, el recuento de los daños

Imagen de archivo del transepto de la catedral de Notre Dame de Paris antes del incendio (Ludovic Marin / AFP)

Francia.- A partir de la desgracia de Notre Dame, expertos de varios países alertan que muchos edificios míticos de la Unión Europea se encuentran en estados similares al de la catedral parisina. El presidente francés Emmanuel Macron aseguró este martes, en un discurso televisado, que la catedral de parisina será reconstruida «en cinco años» y «aún más bella», tras el devastador incendio que sufrió este lunes pasado y en el veinte bomberos arriesgaron la vida para sofocar las llamas y tratar de evitar el colapso.

Las autoridades francesas priorizan la hipótesis de un origen accidental del incendio cuando se restauraba la misma. Los investigadores han comenzado ya a interrogar a los testigos.

Durante su discurso, Macron dio las gracias a los bomberos, policías, personal sanitario, «heroicos», e insistió en la unidad del país después de la tragedia: «Hemos visto esta capacidad para movilizarnos y de unirnos para vencer».

El mandatario, quien debía manifestarse en la víspera sobre las medidas para hacer frente a la crisis de los «chalecos amarillos» pero que fue anulada debido al siniestro, dijo el martes que volvería a abordar las cuestiones políticas «en los próximos días para que podamos actuar».

¿Qué se ha dañado?

La pérdida más visible es la aguja de la catedral, que se hundió entre las llamas apenas una hora después de iniciarse el incendio. Según el ministro de Cultura, Franck Riester, todo apunta a que fue allí donde comenzó el fuego, en una zona donde se habían iniciado obras recientemente y donde se había instalado un andamiaje de 100 metros de altura.

La aguja había quedado destruida varias veces a lo largo de la historia de Notre Dame. La que se vino abajo el lunes databa de 1859 y había sido diseñada por el arquitecto Eugène Viollet le Duc.

En un espacio contiguo también se hundieron el crucero y el transepto norte, y Riester dijo que hay «una gran inquietud» por la reacción de la bóveda del edificio a causa de la gran cantidad de agua que recibió de las mangueras de los bomberos.

En el interior de la aguja había tres reliquias que no se pudieron extraer: la que se considera una de las 70 espinas de la corona de Cristo y otras dos reliquias de san Dionisio y santa Genoveva.

Los muros de la catedral han quedado totalmente en pie, pero según Riester se vinieron abajo dos tercios de la cubierta, lo que significa unos 1.000 metros cuadrados.

Los tres rosetones que representan las flores del paraíso, construidos en el siglo XIII al mismo tiempo que el conjunto del edificio, se han visto afectados, pero «aparentemente no han sufrido daños catastróficos», según Riester.

Cabe resaltar que las estatuas de los doce apóstoles y los cuatro evangelistas que estaban alrededor de la aguja, encima de la cubierta, fueron retiradas de allí la semana pasada con una grúa para ser restauradas, y por tanto han quedado a salvo.

 

¿Qué se ha salvado?

El incendio de Notre Dame destruyó una parte importante del patrimonio arquitectónico, artístico y religioso de la catedral, pero el trabajo de los bomberos, además de evitar daños personales, ha permitido salvar muchos otros, en particular la estructura del edificio.

Una vez controlado el incendio, un equipo formado por funcionarios del ministerio de Cultura, personal del arzobispado, bomberos y fuerzas de seguridad se ha encargado de poner a salvo las obras y demás elementos de valor que quedaban en el interior del templo. Afortunadamente, las imágenes desde dentro de la catedral que mostraban las cadenas francesas a última hora de la noche no mostraban daños masivos, ya que los pilares se han mantenido en pie.

El ministro de cultura, Franck Riester, ha informado que las reliquias de Notre Dame se han trasladado a dependencias municipales.

El Tesoro de Notre Dame, fue una de las primeras cosas que se extrajeron. Dentro de ese «tesoro» está la túnica de lino del rey San Luis, del siglo XIII, pero también la corona de espinas y otras reliquias de la Pasión de Cristo, como un clavo de la crucifixión y un trozo de la cruz.

De los tres órganos de la catedral, se sabe que el mayor -uno de los más célebres del mundo, con cinco teclados y cerca de 8.000 tubos- ha quedado intacto. Se encuentra ubicado justo a la entrada del edificio, una de sus partes que han sufrido menos. De los otros dos no hay datos fiables todavía.

Los tres rosetones que representan las flores del paraíso, construidos en el siglo XIII al mismo tiempo que el conjunto del edificio, se han visto afectados, pero «aparentemente no han sufrido daños catastróficos», según Riester.

Las torres y la fachada, auténticas joyas del arte gótico, las torres Norte y Sur y la fachada de Notre Dame, que dan a la catedral su icónica imagen. En esa fachada está el Pórtico del Juicio, esculpido e instalado entre 1220 y 1230, a partir del relato del Evangelio de san Mateo.

Los cuadros «Mays». Alrededor de una cincuentena de cuadros conocidos como los «Mays», que forman parte de una serie de 76 regalados por la cofradía de los orfebres de París en homenaje a la Virgen María entre 1630 y 1707, se encontraban en el interior de la catedral.

Riester precisó que los daños que se han apreciado hasta ahora en los cuadros se deben más al humo que al fuego. Probablemente no podrán sacarse hasta el viernes por motivos de seguridad y, cuando se haga eso, se trasladarán al Louvre para su restauración.

 

Apple ayudará a restaurar Notre Dame

La multinacional estadounidense Apple también se ha comprometido a donar dinero para la restauración de la catedral de Notre Dame en París tras el devastador incendio.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, el consejero delegado de la compañía, Tim Cook, aseguró que Apple «donará a los trabajos de reconstrucción para ayudar a restaurar la valiosa herencia de Notre Dame para las generaciones futuras».

«Tenemos el corazón roto por la gente de Francia y de todas aquellas personas en el mundo para quienes Notre Dame es un símbolo de esperanza», apuntó el máximo directivo de la empresa.

 

Mensaje del Papa Francisco por el voraz incendio en la catedral parisina

El Papa Francisco expresó hoy en un mensaje su deseo de que, tras la restauración, la catedral de Notre Dame pueda volver a ser «patrimonio arquitectónico y espiritual de París, Francia y la humanidad».

«Espero que la catedral de Notre Dame pueda volver a ser, gracias al trabajo de la reconstrucción y la movilización de todos, ese hermoso espacio en el corazón de la ciudad, signo de la fe de quienes la construyeron, iglesia madre de su diócesis, patrimonio arquitectónico y espiritual de París, Francia y la humanidad» ha dicho la máxima autoridad eclesiástica.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.