5 sacerdotes investigados por el caso Pica tienen entre 80 y 93 años y podrían acceder al perdón judicial

Cinco de los sacerdotes investigados por el caso de pederastia del padre Alfonso Pedrajas, más conocido como “Pica”, tienen entre 80 y 93 años de edad y podrían acceder al perdón judicial.

Una fuente cercana a la Compañía de Jesús, que prefirió guardar su nombre en reserva, conversó con Página Siete, contó que de las ocho personas acusadas de encubrir los abusos de Pica, tres fallecieron y cinco están vivos, “pero tienen entre 80 y 93 años”.

“El más joven de los sacerdotes investigados tiene 80 años”, indicó. Todos son acusados de encubrir las violaciones de Pedrajas entre los años ‘70 y ‘90.

Hace dos semanas, el diario español El País publicó un reportaje en la que revela que el jesuita Pica redactó un diario de más de 300 páginas en el que confiesa que violó a al menos 85 niños, adolescentes y hasta novicios. El exjesuita Pedro Lima también corroboró esos datos. Es más, relató a Página Siete que cuando él denunció esos hechos -de Pica y de otros sacerdotes- lo expulsaron de la orden Compañía de Jesús.

Tanto Pica como el exjesuita Lima aseguraron que los sacerdotes que en ese entonces conocieron de esos delitos lo encubrieron y sólo le recomendaban que rece mucho.

De acuerdo con la fuente, Pedrajas cumplió su misión en Bolivia en centros educativos desde 1960 a 1990, luego fue maestro de novicios, “entonces quizá esos delitos podrían haberse extendido hasta 1995”.

En ese periodo “cinco sacerdotes exprovinciales y personas que estaban por encima de Pedrajas están vivos y, como todos están suspendidos, todos viven en La Enfermería” en Cochabamba, dijo aunque prefirió no dar los nombres de cada uno de ellos.

Por ello, este martes, todos fueron convocados a declarar. Pero por su avanzada edad, personal del Ministerio Público acudió al recinto donde viven para tomarles sus declaraciones. Los cinco sacerdotes son acusados por el delito de encubrimiento.

El artículo 171 del Código de Procedimiento Penal que habla sobre el delito de encubrimiento indica que “el que después de haberse cometido un delito, sin promesa anterior, ayudare a alguien a eludir la acción de la justicia u omitiere denunciar el hecho estando obligado a hacerlo, incurrirá en reclusión de seis meses a dos años”.

Un jurista penalista explicó que el delito de encubrimiento tiene dos modalidades. La primera, cuando realiza acciones destinadas a colaborar, pero elude la acción de la justicia contra el autor principal y la segunda, cuando uno no denuncia el hecho criminoso del cual tuvo conocimiento, pero tiene obligación de denunciar.

Por ello, ahora será el Ministerio Publico el que establecerá una de las dos modalidades de encubrimiento. “Ya sea porque hubieran tenido la obligación de denunciar y no lo hicieron o si es que ellos hubieran conocido esos hechos criminosos y de alguna forma hubieran ayudado al sacerdote Pedrajas a que no se someta a la justicia y no obtenga una sentencia en su momento”.

Con ello, la justicia se encargaría de ponerles una pena privativa de libertad que no pasará de los dos años.

No obstante, como todos tienen por encima de los 80 años y la condena es sólo dos años es decir que es “un delito menor”, ellos pueden obtener el perdón judicial, tal como establece el Código de Procedimiento Penal.

Este martes, el procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, anunció una gran investigación por el caso Pica en el país y aseguró que no se detendrá hasta obtener una sentencia ejecutoriada contra los que encubrieron el caso de pederastia de Pica, pese a que éste falleció.

“No vamos a parar hasta tener la sentencia ejecutoria y los responsables penales purgando sus penas y reparando integralmente lo que ha ocurrido. Tiene que haber una sanción penal ejemplar y que rompa de una vez la estructura de encubrimiento sistemático que existió en el país por parte de la Iglesia católica”, manifestó Chávez, en una entrevista con el diario El País de España.

Fuente: Pagina Siete

Autor