A 21 días de la fallida captura de Marset, Del Castillo viaja a Beni en busca de información

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, informó este lunes que luego de recibir nueva información de la unidad de Inteligencia de la Policía Boliviana sobre el capo uruguayo del narcotráfico Sebastián Marset viajará a Beni.

“Tenemos nuevos informes de (la unidad de) Inteligencia, por tanto, me estoy trasladando al departamento de Beni el día de hoy. Estamos manejando tres hipótesis y una de las hipótesis está generando mayor fortaleza de las investigaciones”, dijo a los periodistas en La Paz.

Marset es el hombre más buscado por la Policía Boliviana, luego de conocerse su fuga de un megaoperativo que desplegó 2.250 efectivos el 29 de julio en Santa Cruz.

Desde entonces, la fuerza del orden desplegó 1.122 operativos en diferentes departamentos y regiones fronterizas para dar con su paradero, pero no hubo éxito. Son 21 días de búsqueda son mayores señales del narcotraficante.

Hasta la semana pasada, se conoció de 64 allanamientos; hay 18 personas con detención preventiva y 53 personas investigadas. Asimismo, se secuestraron 21 inmuebles y 76 vehículos, según datos del comandante general de la Policía Boliviana, Álvaro Álvarez, en el marco del operativo “León 23”.

“Estamos afectando considerablemente al patrimonio de esta organización ya superando los $us 23 millones ($us 23,3 millones, según el jefe policial)”, agregó.

Entre los aprehendidos, hay cuatro personas a las que se les atribuye la jerarquía de la organización que lideraba Marset en Bolivia. Se trata Roberto A. S., alias “Robertito”, señalado como “tramitador” del capo uruguayo; también quedó aprehendido Rony S. M., a quien atribuyeron empresas “fachada” para lavar el dinero de Marset y Norma J. S., que es acusada por, supuestamente, resguardar el dinero ilícito del uruguayo.

Marset

“La única forma en que cesemos los trabajaos, allanamientos y aprehensiones es la captura, es hasta lograr la captura del señor Sebastián Enrique Marset”, complementó la autoridad.

Según las investigaciones, Marset ingresó por primera vez al país en 2018 y tiene varias identidades, por lo que se indaga cómo obtuvo esos documentos. Tramitó sus documentos personales bolivianos en 2019 bajo un nombre falso y sin el requisito obligatorio del registro biométrico.

Sobre su estadía en Bolivia, el viceministro de Régimen Interior y Policía, Jhonny Aguilera, dijo que su organización delictiva tenía “tres estructuras”; una armada, una legal y una financiera.

Explicó que la estructura armada estaba compuesta por al menos seis hombres. Acompañaban permanentemente a Marset.

Dijo que ellos se encargaban de realizar tareas de contrainteligencia y contravigilancia, para protegerlo de acciones policiales.

La estructura legal tiene que ver con el entorno que ayudó a Marset a obtener sus identidades falsas en Bolivia, pero también a adquirir los bienes inmuebles que fueron secuestrados por la Policía.

Finalmente, la estructura financiera trata de las formas en las que el narcotraficante “blanqueaba y lavaba” su dinero. Por ejemplo, la compraventa de jugadores de fútbol y la compra de Los Leones de El Torno, equipo que jugaba en el torneo de la Primera A de la Asociación Cruceña de Fútbol (ACF), del que fue excluido.

La Razón

Autor