Aprehenden a un ciudadano español acusado de biocidio tras el envenenamiento de una perrita

Un ciudadano español quedó aprehendido luego de ser denunciado por vecinos de un condominio de envenenar a una perrita Husky siberiano y otras mascotas en la misma residencia.

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, informó mediante sus redes sociales que Jesús R.G. es investigado por el delito de biocidio y se encuentra aprehendido en celdas policiales a la espera de su audiencia cautelar.

El envenenamiento de ‘Celeste’, la perrita Husky, se registró el pasado 4 de abril en el condominio Los Parques II, en la zona del Urubó, de la capital cruceña. Cámaras de seguridad de la residencia captaron al ciudadano español dándole alimento a la perrita de seis meses.

Los dueños de la mascota, al verificar lo sucedido, empezaron a denunciar el hecho en las redes sociales y ante los medios de prensa, pero recién el jueves 20 de abril, Jesús R. G. fue citado a declarar en la fiscalía de sustancias controladas en el barrio Las Palmas. 

Ivette Flores, abogada de la familia, dueña de la mascota envenenada, indicó a EL DEBER que a la toma de declaración acudió el ciudadano español junto con su esposa y que ambos se abstuvieron de declarar, pero el Ministerio Público ordenó la aprehensión del hombre, ya que las pruebas lo incriminan y éste, por denuncia de los vecinos, era quien amenazaba con matar a las mascotas del condominio, hecho que terminaba sucediendo.

Del Castillo señaló que, según los residentes del condominio, la muerte de sus mascotas producto de envenenamientos, se venía registrando desde hace tres años, hecho que causaba mala convivencia con el ciudadano español y alegaba con conocer a ‘gente poderosa’, por eso el caso no prosperaba.

«Estas acciones no se toleran vengan de donde vengan. Esperamos que la justicia sea implacable con este tipo de personas que no solo cometen delitos en contra de perritos y otros seres vivos, sino que buscan salir impunes», manifestó el ministro.

Por otra parte, la abogada agregó que, en la audiencia de toma de declaración, solicitaron ante el Ministerio Público las garantías constitucionales para la familia afectada, abogadas y activistas que estuvimos presentes, ya que todos fueron filmados y amenazados por los denunciados desde que realizaron protestas exigiendo que se investigue el caso. «El derecho a la protesta es libre y los abogados solo hacemos nuestro trabajo y no tenemos nada que ver con las rencillas, juegos de poder o uso de influencias de cualquiera de las partes, si las hubiera», advirtió.

Celeste, la perrita Husky era la mascota de los niños de la familia, fue encontrada sin vida y en los alrededores de la vivienda, se encontró platos con comida.

Fuente: El Deber

Autor