«Argentina está en ruinas»: vocero defiende la controvertida ‘ley ómnibus’ que Milei envió al Congreso

El vocero presidencial de Argentina, Manuel Adorni, defendió este jueves la controvertida ‘ley ómnibus‘ que el presidente Javier Milei envió al Congreso y que modifica de manera radical las normas que rigen a la sociedad del país sudamericano.

«Argentina está en ruinas, estamos intentando evitar la catástrofe», afirmó Adorni en conferencia de prensa en medio de la polémica que desató el proyecto.

La víspera, el Gobierno presentó la Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos que, por sus dimensiones, fue bautizada como ‘ley ómnibus’, ya que consta de 664 artículos.

Según el vocero, el documento es el resumen de la visión que las actuales autoridades tienen sobre el país.

«La ley se enmarca en la peor herencia recibida en la historia argentina, con un 15 % de déficit fiscal, precios reprimidos en prácticamente toda la economía, un Banco Central sin reservas y un Estado sin confianza y sin crédito«, afirmó.

También agregó que la inflación avanza a un ritmo de 1,0 % diario, por lo que uno de los principales objetivos del Gobierno es evitar la hiperinflación.

«Nadie puede dudar de que Argentina atraviesa una situación de extrema emergencia (…) seguir dudando de que no estamos en emergencia es no estar viendo la realidad», dijo al desestimar las protestas contra la iniciativa que se replicaron el miércoles por la noche a través de cacerolazos en varias ciudades.

Resistencias

Dicha urgencia, insistió, se basa en el hecho de seis de cada 10 menores de edad son pobres y que hay cinco millones de personas que viven en la indigencia, es decir, que no comen todos los días.

«El objetivo es corregir este rumbo decadente. Queremos un país que tenga un Estado limitado, que gaste poco y se financie con impuestos bajos, no con emisión ni deuda, que deje de molestar a sus ciudadanos», señaló.

«Entendemos lo extenso, lo profundo y lo esencial de esta Ley. Sabemos que hay gente que no está dispuesta a cambiar, dispuesta a poner palos en la rueda. En este mes y monedas que tenemos por delante, veremos quiénes son los que se oponen, veremos qué intereses tienen», afirmó.

Por otra parte, Adorni descartó la posibilidad de que el Gobierno tenga la intención de plebiscitar la ley en caso de que el Congreso la rechace.

La pregunta de un periodista surgió luego de que Milei afirmara en una entrevista que, si los legisladores no aprueban el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que presentó la semana pasada, y que también está envuelto en una fuerte polémica, convocaría a un plebiscito para que la sociedad sea la que lo avale o no.

«Se puso sobre la mesa un plano hipotético. No vemos razón para que un DNU que cumple con todas las legalidades, donde lo único en lo que avanza es en libertades, no entendemos que no pueda tener otro destino que no sea su plena vigencia», aseguró.

Fuente: RT

Autor