Argentina reconoce deuda de $us 230 MM con Bolivia por envíos de gas en 2023

09/01/2024

El Gobierno argentino reconoció una deuda de 230 millones de dólares con Bolivia por el envío de gas natural la pasada gestión, de acuerdo a reportes de prensa del vecino país. 

El secretario de Energía de la Nación, Eduardo Rodríguez Chirillo, indicó que la administración de Alberto Fernández dejó sin pagar 230 millones de dólares  por la importación de gas desde Bolivia y que esta deuda debe “honrarse bajo apercibimiento de corte” de parte de YPFB. 

La deuda correspondería a por lo menos tres meses de envío de gas, según un artículo del diario Río Negro. 

El jueves pasado, el presidente del BCB, Edwin Rojas, indicó que la deuda de Argentina llegaba a 212 millones de dólares (monto menor a los 230 millones reportajes por el Gobierno argentino). Señaló que con estos recursos se habría fortalecido las reservas internacionales, por lo que se espera que pronto se reciban las divisas. 

La octava adenda firmada entre YPFB y Enarsa establecen que Bolivia enviará gas hasta mediados de este año.  Argentina esperaba contar con un ducto que lleve el gas de Vaca Muerta al norte de su territorio hasta agosto de este año. Sin embargo, la obra aún no fue licitada y se espera retrasos que obligarán al gobierno de Javier Milei a recurrir al de Arce.

Rodríguez Chirillo, según refiere el diario argentino, recordó que el contrato de importación está en manos de Enarsa, un organismo que en septiembre del año pasado selló la octava adenda contractual con YPFB, que fijó que desde el 1 agosto de este año el gobierno de Luis Arce no tendrá la obligación de enviar gas a la Argentina, complicando el suministro a todo el Norte Argentino.

Además, en dicha última adenda del contrato pactada por el entonces presidente de Enarsa, Agustín Gerez, se convalidó un precio más alto para el gas adicional que Argentina demanda desde agosto, con un valor de 17 dólares el millón de BTU.

Con tal acuerdo, que fue firmado pensando en que se llegaría a junio con la Reversión del Gasoducto Norte que aún no se terminó de licitar, el actual gobierno previó una menor importación de gas desde Bolivia.

La importación desde YPFB continuará en agosto y septiembre, pero en bajos volúmenes, en línea con la adenda. Se detalló un estimado de 2,4 millones de metros cúbicos por día para esos meses.

LOS TIEMPOS

Autor