Asedio israelí deja más de 22.400 asesinados y 57.600 heridos en Gaza

El Ministerio de Salud de la Franja de Gaza informó que luego de 89 días de agresión sionista contra ese territorio, desde el 7 de octubre pasado hasta la fecha, fueron asesinados 22.438 civiles palestinos y 57.614 resultaron heridos, a los que se suman unos 7.000 desaparecidos.

Los datos figuran en el informe diario sobre la situación en Gaza de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), que destacó que el 70 por ciento de las víctimas son mujeres y niños. Durante las últimas 24 horas los sionistas asesinaron a otros 125 civiles.

De los desaparecidos, señala que muchos estarían enterrados bajo los escombros provocados por los indiscriminados bombardeos de las fuerzas de ocupación israelíes contra todas las áreas de Gaza.

El organismo denunció que la ONU y entidades humanitarias que operan en el terreno bajo su coordinación llevaban hasta este miércoles tres días sin poder suministrar ayuda humanitaria vital y urgente al norte de Gaza debido a los retrasos y a la denegación de acceso por los ocupantes, así como al peligro propio de los bombardeos por mar, tierra y aire y los enfrentamientos entre los ocupantes y los combatientes del movimiento de resistencia islámica palestino, Hamás.

Añadió que esa ayuda que sigue sin llegar incluye medicamentos de carácter vital para más de 100.000 palestinos durante 30 días, así como ocho camiones de alimentos para personas «que actualmente se enfrentan a una inseguridad alimentaria catastrófica y potencialmente mortal».

La ONU estima que 1.9 millones de gazatíes han iniciado 2024 como desplazados internos y que muchos de ellos se han desplazado forzosamente en varias ocasiones buscando cómo sobrevivir a los ataques de Tel Aviv.

Casi 1.4 millones de desplazados internos han buscado refugio en 155 instalaciones de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (Unrwa) en las cinco gobernaciones de Gaza, siendo el área de Rafah (sur) actualmente el principal refugio.

Más de un millón de personas viven en estos momentos en esa reducida zona, muy superpoblada debido a los desplazamientos de quienes huyen a la escalada de combates en Kan Yunis y Deir al Balah y a las órdenes de evacuación de los militares israelíes para proseguir con sus bombardeos.

Telesur

Autor