Bolívar festeja su título 30 con goleada

El gol madrugador de Francisco Da Costa desequilibró el clásico a favor de Bolívar, que con una goleada sobre su tradicional adversario por 3-0 se consagró campeón del torneo Apertura de la División Profesional del fútbol boliviano. La gran final se disputó ayer en el estadio Hernando Siles ante un marco impresionante de público.

La Academia fue superior ante un equipo atigrado, que de entrada cometió gruesos errores que le costaron la derrota, producto del mal planteamiento técnico-táctico y la peor elección de jugadores del entrenador Cristian Díaz.

Ocurrió lo contrario en el plantel del frente, donde Antonio Zago mantuvo la estructura base y sus dirigidos interpretaron casi a la perfección el diseño del juego, con buena posesión de la pelota, precisión en los pases, profundidad en la ofensiva y contundencia en la definición. El juego de conjunto fue otro aporte significativo para la victoria, con una buena sociedad entre los brasileñios Francisco Da Costa y Bruno Savio arriba, Gabriel Villamil en la distribución del balón con una buena visión, Leonel Justiniano en la contención, y atrás firme y sólido con César Martins como líder. El resto del plantel no desentonó en el apoyo a un juego, a ratos exquisito, ordenado y agresivo.

Ni bien comenzó el partido, Bolívar se puso en ventaja a los 18 segundos con gol de ‘Chico’ Da Costa. Diego Wayar en su afán de salir jugando perdió la pelota ante Bruno Savio, quien avanzó y antes de llegar al fondo levantó un centro medido para la cabeza de Da Costa, quien sin marca mandó el balón al fondo del arco de Guillermo Viscarra, quien reaccionó pero no alcanzó a desviar. Fue uno de los goles más rápidos en la historia del fútbol profesional boliviano. Wayar es volante de oficio, pero jugó de lateral para salvar la emergencia.

En el complemento Díaz ordenó el ingreso de Henry Vaca y Martín Prost para darle mayor agresividad al Tigre, que tuvo la posesión de la pelota pero le faltó capacidad para definir las pocas oportunidad de gol que generó.

La Academia esperó y controló el juego del adversario y cuando se le ocurrió ir al frente creó zozobra en la última línea del rival. Hasta que marcó el tercero que liquidó el pleito. Villamil recibió el balón cerca del área contraria, avanzó por la derecha y levantó un centro para la cabeza de Savio, quien le ganó en el salto a su marcador y dejó la cuenta 3-0.

En los últimos minutos del compromiso, el Tigre herido buscó por todos los medios acortar la diferencia sin lograr su objetivo.

Con la goleada sellada, Bolívar festejó su título 30 en la era profesional.

ANTONIO ZAGO: “GANÓ EL MEJOR”

El técnico de Bolívar, Carlos Antonio Zago, no ocultó su alegría por el título número 30 que logró el plantel celeste después de vencer a The Strongest (3-0), ayer en La Paz, en la final del torneo Apertura.

“Por todo lo que hicimos en el campeonato este título es merecido. La gente no esperaba el primer gol, fue bien aprovechada la primera oportunidad. Jugamos concentrados, presionamos como en todo el torneo” dijo el entrenador.

El brasileño de 53 años, llegó a La Paz en julio del pasado año con una amplia hoja de vida, pero también está registrado que en su tierra natal no dirigió ningún equipo de División Profesional. Antes de tomar el mando de Bolívar fue técnico de Kashima Antlers, de Japón.

“Estoy muy contento por este campeonato, ganó el mejor. Trabajamos con todo el grupo, fue un plantel muy consistente. El aliento de los hinchas es importante; estoy feliz, fue una gran final, para el Bolívar es un día completo”, continuó.

Zago tuvo la oportunidad de alzar la Copa de campeón más como jugador que como técnico. La historia dice que con Sao Paulo ganó la Copa Libertadores (1992), también la Liga italiana y la Supercopa (2001); a nivel de selección fue campeón de la Copa América (1999) entre otros.

Como entrenador se estrenó en el 2007; en su largo camino ayer se le dio la oportunidad de dar su primera vuelta olímpica y por eso la alegría del brasileño era evidente, no se guardó nada, alzó la Copa con todo el grupo.

“Todos los partidos fueron difíciles; me quedo con el grupo de jugadores con los que contamos, ellos siempre mostraron muchas ganas para trabajar y todo eso se reflejó en la cancha. Estoy muy contento” finalizó.

Fuente: Ahora el Pueblo

Comentarios

Autor