Bolivia supera metas y erradica 10.260 hectáreas de hoja de coca excedentaria en 2022

Por segundo año consecutivo la erradicación de coca excedentaria superó las proyecciones y alcanzó las 10.260 hectáreas, lo que demuestra el éxito de nuestro modelo boliviano, destacó el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

“Los bolivianos no estamos improvisando en nuestro trabajo, por el contrario, hemos diseñado toda una estrategia (…) Este año, nuevamente, hemos superado nuestras expectativas, en la gestión 2022 hemos logrado la cifra histórica de erradicación de 10.260 hectáreas”, explicó.

La cantidad de coca erradicada representa 2,5% más de la cifra alcanzada en 2021. Miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta ejecutaron sus labores en la región del Chapare, Cochabamba, y en los Yungas, La Paz, principalmente.

El modelo boliviano tiene como característica principal la coordinación con los productores de coca. La Ley General de la Coca reconoce la legalidad de 22.000 hectáreas, de las que 14.300 están en la zona tradicional de los Yungas y el saldo, 7.700, en el Chapare. La superficie excedentaria es ilegal y está sujeta a la erradicación y racionalización.

“Estamos reunidos para informar al pueblo boliviano y a los organismos internacionales sobre los resultados exitosos del modelo boliviano. No solo superaron las expectativas que teníamos, sino que demostramos que nuestro modelo funciona y que no necesita de violencia para llegar a los objetivos”, destacó Del Castillo.

Según datos oficial del 29 de noviembre del Ministerio de Gobierno, una verificación en campo contabilizó 29.200 hectáreas de hoja de coca en Bolivia.

Del Castillo recordó que el modelo neoliberal que buscaba “coca 0” solo provocó muertes y violencia.

“En la presente gestión, podemos mencionar con orgullo, que las tareas de racionalización y erradicación se ejecutaron en un clima de paz social, sin conflictos ni muertos a diferencia de gestiones pasadas”, destacó, por su parte, el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Jaime Mamani.

Fuente: Agencia Boliviana de Información (ABI)

Autor