Campeón mundial, Gonzalo Montiel fue imputado por abuso sexual

El futbolista Gonzalo Montiel declaró el pasado jueves ante la Unidad Funcional de  Violencia Familiar y de Género Nro. 3 de La Matanza, a cargo de Luis Alberto Brogna. Luego de la exposición quedó imputado por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de dos o más personas por el hecho ocurrido en su domicilio de La Matanza en 2019. Está previsto que la víctima vuelva a declarar el próximo jueves 22 de junio.

La denuncia había sido ratificada por la presunta víctima el pasado 31 de marzo, en la provincia de Buenos Aires, y según la notificación judicial, el hecho ocurrió en el cumpleaños de Montiel, en su casa. 

En su declaración, la víctima aseguró que empezó «a recibir llamados de números ocultos y una voz masculina que le decía: ‘Olvidate de Gonzalo Montiel, borrá su nombre de tu cabeza’”. 

“Me repetían ‘te vamos a pegar dos tiros en la cabeza'», añadió. «Te vamos a matar aunque estés acompañada».

La declaración de Montiel

El actual jugador del Sevilla se presentó con sus abogados, Matías Aquino y Nicolás Payarola e hizo su declaración ante el Fiscal de la Unidad Funcional N.º 3 de Lomas de Zamora.

Montiel emitió una declaración indagatoria en la cual negó las acusaciones. En consecuencia, fue imputado por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de dos o más personas.

En su declaración, Montiel habría afirmado conocer a la denunciante, pero habría asegurado que en la fiesta de cumpleaños había gente que no conocía. 

Cuál fue la denuncia contra el jugador

La mujer, que hoy tiene 33 años, relató ante la Justicia que durante la fiesta de cumpleaños de Montiel, el 1° de enero de 2019, alguien le habría puesto algo a la bebida que estaba consumiendo que le hizo perder el conocimiento.  «Me dolía mucho la cabeza, sentía que me iba a desmayar”, expresó en su declaración. Y agregó que en ese momento, decidió enviarle desde el baño un mensaje al jugador: «Ayudame por favor, me siento mal, llevame a mi casa», y que al salir del baño lo último que recuerda fue haber visto al futbolista.

Según consta en el expediente judicial, los hechos ocurrieron entre las 3 y las 11 de la mañana en la casa ubicada en la calle Martín Gil al 300, en la localidad de Virrey del Pino, en La Matanza. 

La mujer que efectuó la denuncia remarcó que, ya en su casa, al irse a bañar, le dolía la cabeza y la vagina, y que además constató que «tenía hematomas en la entrepierna y raspones en la rodilla y el antebrazo». En su celular, sostuvo, «tenía un mensaje de Gonzalo que decía ‘¿estás bien?’», a lo que ella le preguntó qué había pasado. Y que Montiel le respondió: “Estuviste con alguien”. Ella, sorprendida, dice haberlo negado.

En la denuncia, también asegura que en ese momento recibió otro mensaje a través de WhatsApp, que decía: «Soy Marisa, la mamá de Gonzi», y que al consultarle qué había pasado, la respuesta fue: «Te violaron mamita, ponete óvulos».

A la denunciante se le designó una audiencia para el 22 de junio en la que tendrá la posibilidad de brindar «una declaración testimonial a los efectos de aclarar o ampliar los términos de su denuncia» de forma excepcional.

Página 12

Autor