Cancillería rechaza las declaraciones de Israel y llama a un cese inmediato del fuego

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia emitió un comunicado en las últimas horas, en el que rechaza toda forma de intimidación, así como las declaraciones del gobierno de Israel sobre la decisión boliviana de romper relaciones diplomáticas con ese país.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia, ante las recientes declaraciones del portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, rechaza de manera categórica las inadmisibles e insostenibles afirmaciones sobre la decisión soberana de Bolivia de romper relaciones diplomáticas con Israel”, dice la nota oficial.

Israel

Israel acusó a Bolivia de capitular frente al ‘terrorismo’ por la ruptura diplomática.

“El gobierno boliviano se alinea con la organización terrorista Hamás, que masacró a más de 1.400 israelíes y secuestró a 240 personas, entre ellas niños, mujeres, bebés y ancianos”, sostuvo el ministro israelí de Relaciones Exteriores, Lior Haiat.

La Cancillería especificó que reconoce el derecho a la paz de todos los pueblos del mundo, por lo cual promueve la cooperación entre los pueblos, con pleno respeto a la soberanía de los estados.

Además, refutó toda guerra como instrumento de solución a los diferendos entre estados y condenó el terrorismo en todas sus formas, independientemente de la nacionalidad o el lugar donde ocurran.

En el comunicado, la Cancillería boliviana exhorta al gobierno de Israel a:

COMUNICADO

– Respetar el derecho a la vida, los derechos humanos y la paz del pueblo palestino como el de todos los pueblos.

– Permir el ingreso inmediato de los organismos internacionales y países que pretenden entregar ayuda humanitaria, y cubrir las necesidades básicas, a quienes ha privado de alimentos, medicamentos, electricidad, combustibles y agua.

– Cumplir con las resoluciones del Consejo de Seguridad y la Asamblea General de las Naciones Unidas. En especial la Resolución A/ES/10L25 del 27 de octubre de 2023, que llama a un alto al fuego y se viabilice la ayuda humanitaria.

– Escuchar las miles y miles de voces de los pueblos, de los líderes y gobiernos del mundo. Que llaman a parar el asesinato y genocidio de palestinos en Gaza.

– Dejar de atacar escuelas, hospitales y refugios para quienes intentan escapar de las bombas y armas que lanza permanentemente.

En la parte final del documento, destaca que Bolivia no callará su voz ante los crímenes de guerra y de lesa humanidad. Aquellos que se cometen en Gaza bajo la falsa justificación de legítima defensa por parte del gobierno de Israel.

La Franja de Gaza está siendo bombardeada constantemente desde el 7 de octubre por el ejército israelí en respuesta al ataque de Hamás contra Israel. En el que al menos 1.400 personas murieron según las autoridades, mayoritariamente civiles.

Según las autoridades de Hamás, los bombardeos israelíes en Gaza dejaron más de 9.000 muertos, en su mayoría civiles.

Fuente: La Razón

Autor