Caso Anapol: sentencian a 5 años de prisión a exinspector de la Policía

El Tribunal Primero de Sentencia Anticorrupción y Violencia contra la Mujer de La Paz, presidido por José Luis Quiroga, determinó dictar cinco años de cárcel contra el exinspector de la Policía Boliviana, general Gary Omonte, por enriquecimiento ilícito. El caso data de 2017, cuando padres de postulantes a la Academia Nacional de Policías (Anapol), denunciaron la estafa de 50.000 dólares, que entregaron a cambio de la admisión de sus hijos.

Los principales investigados por la estafa a los padres de los postulantes son Kuscaya Velasco, una mujer que se hacía pasar por policía, quien junto a su pareja y su hijo, ambos oficiales, afirmaban que tenían influencia con jefes policiales para lograr que los jóvenes sean admitidos, ese proceso aún continúa pendiente. Inicialmente, Omonte fue imputado dentro de ese caso, pero luego fue apartado y se abrió otro por legitimación de ganancias ilícitas.

$!Kuscaya Velasco fue acusada por estafa a postulantes de la Anapol.
Kuscaya Velasco fue acusada por estafa a postulantes de la Anapol. Facebook

Fue en este segundo proceso que la noche del jueves los jueces Quiroga y Roxana Quintanilla emitieron su voto por la sentencia contra el exinspector de la Policía, en tanto que el juez Iván Perales emitió un voto disidente. El juicio también se dio contra un oficial que fue sentenciado a siete años de cárcel y Kuscaya Velasco, que, de acuerdo con el fallo judicial fue absuelta porque supuestamente demostró la legalidad de sus movimientos económicos.

El fallo fue confirmado por el abogado del general Omonte, Alberto Morales, quien mencionó que el tribunal sólo dio lectura de la parte dispositiva y que la sentencia completa será leída el martes 9 de mayo, a las 14:00.

Según fuentes oficiales de la Fiscalía, en el juicio se presentaron pruebas sobre los movimientos desproporcionales en las cuentas bancarias de los dos policías sentenciados ayer.

Apelación de la defensa

Sin embargo, la condena contra el general Omonte fue cuestionada, porque presuntamente no se tuvo acceso a los informes de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) y se cambió el delito por el cual fueron procesados.

“Es un fallo ilegal injusto y prevaricador, es ilegal, porque en el tribunal modificaron hechos que no fueron expresados por la Fiscalía y hablaron de otros distintos y se cambió la tipificación del delito. El general Omonte fue acusado por legitimación de ganancias ilícitas y acabaron condenándolo, irregularmente, por enriquecimiento ilícito. Es un absurdo”, sostuvo Morales.

En contacto con Página Siete, el jurista dijo que presume que Velasco fue absuelta porque no era servidora pública. Pero señaló que durante el juicio la Fiscalía no presentó una auditoría jurídica ni los informes de la UIF contra los policías, manifestó que, al contrario, esos reportes financieros favorecían a la defensa de Omonte, a la que le negaron las copias de los documentos.

Página Siete

Autor