Caso PumaKatari: Audiencia cautelar del exalcalde Revilla será en enero de 2023

La autoridad jurisdiccional determinó que la audiencia de medidas cautelares del exalcalde Luis Revilla, por el presunto sobreprecio en la compra de los buses PumaKatari, se realice en la primera semana de enero de 2023, informó este miércoles el representante de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de La Paz, Jesús Vera.

“Hemos estado haciendo el seguimiento como Fejuve La Paz en este caso de corrupción, que tiene inicialmente 26 millones de bolivianos de daño económico al municipio de La Paz. La audiencia está fijada para la primera semana de enero de 2023”, informó Vera en declaraciones difundidas por la televisora DTV.

Según Vera, a partir del retorno de las vacaciones judiciales se podrá avanzar en este caso para determinar la situación procesal del imputado.

Explicó que tras la audiencia de medidas cautelares se podría activar el sello azul mediante la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) para que se pueda identificar y localizar el paradero de Revilla.

Este caso es tratado en el Juzgado Segundo en Materia Anticorrupción de La Paz. El Ministerio Público envió un informe del “inicio de investigación” en contra de Revilla y otras cinco personas involucradas.

Caso PumaKatari

En el 2021, el representante de Fejuve denunció a Revilla de estar implicado en la adquisición de 61 buses PumaKatari con el presunto sobreprecio de más Bs 26 millones, por lo que el Ministerio Público inició las investigaciones.

Ante esta situación, Revilla fue citado a declarar, pero el investigado se presentó días antes de su cita programada y de manera imprevista ante la Fiscalía y el fiscal estaba en otros actuados investigativos.

En una segunda oportunidad que llegó a La Paz, su declaración fue reprogramada porque el fiscal asignado al caso estaba con baja médica.

Su nueva cita fue para el 24 de enero, sin embargo, no se presentó argumentando problemas de salud, por lo que se emitió una orden de aprehensión para que se presente ante el fiscal. El 29 de enero, Revilla se declaró en la “clandestinidad” y fugó de las autoridades judiciales que lo convocaron.

Fue hasta el 17 de octubre de este 2022, que la Fiscalía imputó formalmente al exalcalde paceño por los delitos de uso indebido de influencias, resoluciones contrarias a la constitución y las leyes, contratos lesivos al Estado, conducta antieconómica e incumplimiento de deberes, por el presunto sobreprecio de Bs 26,7 millones, en la adquisición de 61 buses PumaKatari en la gestión 2012.

El burgomaestre no prestó su declaración informativa dentro del proceso y después de los actos investigativos para dar con su paradero -no fue encontrado en su domicilio y se desconoce su paradero oficial- ante ello se procedió a las notificaciones por ciudadanía digital y edictos establecidos por Ley.

La parte denunciante asevera que Revilla está en Brasil, por lo que pide la activación del sello azul.

Fuente: Agencia Boliviana de Información (ABI)

Autor