Colegiala captaba a sus compañeras con fines de prostitución

Una estudiante de 15 años era parte de una organización criminal en Cochabamba. Se dedicaba a captar a sus compañeras de colegio para llevarlas a una vivienda donde las prostituían a cambio de ropa y dinero. 

Según la Policía, operaban en varias zonas y la que lideraba la banda de proxenetismo era una joven de 18 años, quien ahora es investigada por trata y tráfico de personas. Las víctimas eran estudiantes de 13 a 15 años de edad.

Tres hombres, entre ellos un taxista, y la joven fueron aprehendidos tras un operativo de los efectivos de la fuerza anticrimen. 

Al menos tres víctimas denunciaron y no se descarta que haya más.

Fuente: Los Tiempos

Autor