Comité pro Santa Cruz convoca a Zvonko y a Aguilera a un diálogo para resolver el conflicto de la suplencia del gobernador

El presidente del Comité pro Santa Cruz, Fernando Larach, convocó públicamente al presidente de la Asamblea Legislativa Departamental (ALD), Zvonko Matkovic Ribera, y al vicegobernador, Mario Aguilera Cirbián, a reunirse con el fin de resolver la situación institucional que atraviesa la Gobernación. La cita es este jueves 4 de enero y la convocatoria oficial se efectuará en las siguientes horas.

Larach afirmó que el Comité pro Santa Cruz se caracteriza por exigir el cumplimiento de la norma, y que en este caso la norma está regida por tres elementos: una sentencia constitucional, un Estatuto Autonómico y una ley departamental (la 293).

«En segunda instancia hemos identificado que la institucionalidad cruceña, representada por la Gobernación, estaría en peligro y nosotros debemos precautelar la institucionalidad como el bien mayor de los cruceños», afirmó.

El líder cívico señaló que las autoridades departamentales deben reunirse con el Comité pro Santa Cruz para analizar la situación de manera objetiva y «encontrar una salida legal y correcta», en defensa de los intereses y del voto de todos los cruceños.

«No podemos estar en situaciones ambiguas, haciendo declaraciones que no corresponden, reitero la convocatoria pública y en las próximas horas se hará por escrito a las dos autoridades departamentales», señaló.

Más temprano, el vicegobernador Aguilera anunció su acatamiento al fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), que ordena la suplencia temporal en la Gobernación cruceña, e hizo un llamado a la Asamblea Legislativa Departamental a cumplir con el procedimiento establecido por la sentencia.

En tanto, Zvonko Matkovic se encuentra en la ciudad de Sucre, presentando un memorial en el que solicita complementación y enmienda al fallo que da luz verde para que Aguilera asuma como primera autoridad del departamento cruceño, mientras el gobernador Luis Fernando Camacho siga detenido en La Paz.

Fuente: El Deber

Autor