¿Cuáles son los objetivos del Gobierno de Lula en Brasil?

A tan sólo una jornada de que el presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, tome posesión de su cargo, el panorama económico, político y social tras cuatro años de un gobierno marcadamente neoliberal presenta grandes desafíos.

A partir de ello, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) precisó durante la presentación de su plan de gobierno el pasado mes de junio que la reconstrucción del país constituye la principal quimera.

Mediante un documento con más de 120 puntos, el equipo de Lula destacó los objetivos a cumplir desde una perspectiva multisectorial y enfocada en las políticas sociales, relegadas durante la administración de Jair Bolsonaro.

Derechos laborales

Lula ha destacado la necesidad de revisar la reforma de ley laboral dictada en 2017 debido a que posibilita con mayor facilidad los despidos por parte de las empresas tras permitir la intermitencia del trabajo.

En este sentido, el mandatario electo expresó durante un acto de campaña en Taboa da Serra, Sao Paulo, que “necesitamos cambiar la reforma de ley laboral para sacar al pueblo de la esclavitud. Queremos que haya trabajo de verdad, registrado, con descanso semanal remunerado y vacaciones”.

A inicios del presente mes, el líder del PT se reunió con representantes de sindicatos y centrales brasileñas en pos de escuchar las demandas fundamentales de los trabajadores, entre las que resaltan la urgencia de un salario mínimo.

Defensa de los pueblos indígenas

A su vez, la reivindicación de los derechos de los pueblos originarios constituye otra de las pautas para la nueva administración cuando se han reportado casi 200 indígenas asesinados, así como desalojos arbitrarios.

A partir de ello, el equipo de transición de Lula comunicó el pasado mes de noviembre la creación del Ministerio de los Pueblos Indígenas, el cual será encabezado por la lideresa Sonia Guajajara.

En consonancia, el próximo jefe de Estado brasileño destacó durante la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27) que “tenemos la obligación moral, ética, política de reparar lo que causaron a los pueblos indígenas, sobre todo en mi país”.

Protección de la Amazonía

Lula ha enfatizado durante toda su campaña que la preservación de la selva del Amazonas representa “una prioridad absoluta”, entretanto, ha recalcado que en su gobierno se creará una alianza regional en pos de salvar el pulmón del planeta.

La proyección petista cobra especial relevancia cuando en los últimos cuatro años se ha reportado un aumento del 94 por ciento de la deforestación de la Amazonía. En consonancia, Marina Silva, una de las más fervientes defensoras ambientales asumirá el Ministerio de Medio Ambiente.

El líder brasileño apuntó que solicitará que la cumbre del clima COP30 para el 2025 sea realizada en el gigante suramericano bajo la premisa de que “no hay seguridad climática en el mundo sin una Amazonía protegida”.

Educación

Entre los sectores que el próximo gobierno tiene planeado recuperar resalta el de la educación como herramienta para erradicar la creciente pobreza, la marginalización y la violencia en el país.

Durante un acto de campaña en las favelas de Río de Janeiro, Lula expresó que “tenemos que terminar con esta historia de que el Estado solo aparece en la comunidad con la policía. Antes de que venga la policía, tiene que venir la salud, la cultura, la educación”.

De igual forma,  ha destacado que la educación es un factor clave para el desarrollo del país y convertirlo nuevamente en una nación competitiva cuando expresó que “no existe en la historia de la humanidad ningún país que evolucionó sin antes invertir en educación”.

Fuente: TeleSUR

Autor