Cuando la vida israelí vale más que la palestina: periodistas de la BBC acusan al medio de ser parcial sobre Gaza

Ocho periodistas de la BBC, basados en el Reino Unido, han escrito a Al Jazeera una carta de 2.300 palabras para denunciar la parcialidad del medio en el que trabajan con respecto a la cobertura del conflicto palestino-israelí y la priorización de las vidas de civiles de determinadas nacionalidades sobre otras.

El «doble rasero» de la BBC se manifiesta con creces en su manera de ver a los civiles y su negativa a aplicar el pensamiento crítico a las declaraciones de Israel, al tiempo que se mantiene «inquebrantable» en su cobertura de presuntos crímenes de guerra atribuidos a militares rusos en Ucrania.

La coyuntura política del país tiene mucho que ver, se lamentan los autores de la carta, que pidieron anonimato por temor a represalias en su contra. No planean enviar el texto a los ejecutivos de la BBC: creen que el paso no daría lugar a discusiones significativas y que la cobertura del medio está influenciada indebidamente por las posturas de los Gobiernos del Reino Unido y EE.UU.

«La BBC ha fallado a la hora de contar con precisión esta historia —por omisión y falta de enfoque crítico hacia las declaraciones de Israel— y, por lo tanto, no ha ayudado al público a involucrarse y comprender las violaciones a los derechos humanos que se están produciendo en Gaza», escribieron en la misiva. «Miles de palestinos han muerto desde el 7 de octubre. ¿Cuándo habrá una cifra lo suficientemente alta como para que cambie nuestra postura editorial?«, se preguntaron.

En aquel momento, el número de palestinos muertos en la Franja de Gaza en medio de los ataques de las fuerzas israelíes superaba los 14.500, incluidos al menos 6.000 niños.

Sin embargo, palabras como «masacre» y «atrocidad» se reservan en las plataformas de la BBC «únicamente para Hamás, enmarcando al grupo como el único instigador y perpetrador de la violencia en la región». «Esto es inexacto, pero concuerda con la cobertura general de la BBC», aclararon los periodistas.

Si bien en ningún momento pretenden blanquear la ofensiva «horrorosa y devastadora» de Hamás, subrayan que su ataque contra los israelíes «no justifica la matanza indiscriminada de miles de civiles palestinos, y la BBC no puede verse apoyando —o sin cuestionar— la lógica de que sí lo hace».

«Pedimos a la BBC que refleje mejor y se remita a conclusiones basadas en pruebas de las organizaciones humanitarias oficiales e imparciales», declararon los autores de la carta, instando al medio a «garantizar que la igualdad del trato de todos los civiles sea la base de su cobertura».

Humanizar a las víctimas israelíes y deshumanizar a los palestinos

Los periodistas denunciaron que la BBC cubre con esmero el sufrimiento de los israelíes, entrevistando a los familiares afectados, asistiendo a los funerales y nombrando a las víctimas, mientras deja en la sombra mediática a las víctimas palestinas.

«En comparación, ha faltado una cobertura humanizadora de los civiles palestinos. Es una mala excusa decir que la BBC no podría cubrir mejor las historias en Gaza debido a las dificultades para acceder a la Franja [de Gaza]. Esto se consigue, por ejemplo, contando y siguiendo las historias individuales a lo largo de semanas. Tampoco se ha intentado aprovechar al máximo la abundancia de contenidos en las redes sociales de valientes periodistas en Gaza y Cisjordania», sostuvieron.

«Sobre todo en las últimas semanas —cuando las muertes de civiles han aumentado exponencialmente y el apetito de los países occidentales por los ataques de Israel ha disminuido— la BBC ha hecho más esfuerzos por humanizar a los civiles palestinos. Para muchos, esto parece demasiado poco y demasiado tarde, y muestra que las posturas adoptadas por los Gobiernos del Reino Unido y EE.UU. tienen una influencia indebida en la cobertura», agregaron.

Algunos de los autores de esta carta son personas de color. «Esta organización no nos representa«, comentó a Al Jazeera uno de los coautores. «Para mí y, sin duda, para otras personas de color es evidente que determinadas vidas civiles son consideradas más valiosas que otras, que hay una suerte de jerarquía en juego. Esto es profundamente doloroso porque, de hecho, ninguno de nosotros lucha por empatizar con los civiles palestinos», declaró.

En opinión del periodista entrevistado, parece que algunos empleados y reporteros senior de la BBC «no empatizan tanto» con los palestinos como lo hacen «por ejemplo, con los civiles ucranianos».

Otro coautor de la carta, entrevistado por Al Jazeera, confesó que se sintieron «asqueados por la pérdida sin sentido de vidas civiles» durante la ofensiva de Hamás y que la cobertura de la BBC ha contribuido a la zozobra de muchos de ellos, especialmente de las personas de color.

«También sentí una serie de temores superpuestos de que la cobertura de mi empleador, la BBC, fracasaría en su deber de cuestionar lo suficiente esta respuesta [israelí] o proporcionar el contexto adecuado sobre las décadas de ocupación [de territorios palestinos]», relató, señalando que sus miedos «fueron confirmados inmediatamente».

Ni una palabra sobre los 75 años de ocupación

«Para que el bombardeo israelí sea considerado ‘autodefensa‘ los acontecimientos deben empezar con el ataque liderado por Hamás. Las actualizaciones de noticias y artículos no incluyen ni un par de líneas del contexto histórico crucial de los 75 años de ocupación, la Nakba [expulsión de cientos de miles de palestinos cuyas tierras fueron expropiadas por los israelíes entre 1947 y 1949] o el número de víctimas mortales asimétrico a lo largo de décadas», resumen los periodistas la cobertura de la BBC.

También denunciaron en su carta que, a la hora de cubrir las hostilidades, la BBC pregunta a los palestinos si condenan a Hamás, sin hacerles una pregunta similar a los invitados que defienden la ofensiva de Israel. «No se les pide de igual manera ‘condenar’ las acciones del Gobierno israelí, por muy alto que sea el número de víctimas mortales entre los civiles en Gaza», aseveraron.

«La BBC a menudo ha llamado el conflicto actual ‘complejo’. No es más complejo que cualquier otro conflicto«, concluyeron, recordando que es su trabajo tanto sortear la desinformación como «explicar qué está pasando y qué ha conducido a esto».

RT

Autor