Cuba destaca labor de Brics y G77-China por orden global justo

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, destacó este jueves durante la cumbre del grupo Brics, en Sudáfrica, la identidad de objetivos entre esa alianza y el G77+China para transformar el injusto orden económico global y legar a las futuras generaciones un mundo con menor desigualdad.

El jefe de Estado cubano intervino en el «Diálogo Brics Plus», en la tercera jornada de la 15 cumbre del bloque que conforman Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, y que en esta reunión acordó la adhesión de Argentina, Egipto, Etiopía, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos e Irán.

Durante su discurso, que hizo en su condición del presidente del G77+China, aseguró que los países desarrollados y las trasnacionales no toman en cuenta el progreso de las naciones del Sur y han diseñado un orden internacional que solo resulta eficaz para las élites.

A juicio de Díaz-Canel, los Brics y el G77 y China tienen la responsabilidad y la posibilidad de actuar a favor de un cambio del injusto orden mundial. No es una opción, sino la única alternativa, acotó. Por ello, saludó la expansión del Brics y consideró que ese factor acrecentará su relevancia, representatividad e influencia en el mundo.

También consideró que ambos bloques de países pueden contribuir a producir un cambio real de la arquitectura financiera internacional, que calificó de profundamente injusta, anacrónica y disfuncional.

Al respecto, significó que el nuevo Banco de los Brics puede ser una alternativa a las instituciones de Bretton Woods, sobre las cuales dijo que por casi un siglo han aplicado recetas draconianas para medrar con las reservas del Sur y reproducen sus esquemas de dominación y sometimiento.

Saludó el proyecto de los Brics de crear un mecanismo de reserva de monedas extranjeras de base amplia, que ofrecería certidumbre y estabilidad al Sur. Agregó que su extensión a otros países contribuirá a paliar los desequilibrios del sistema monetario actual.

Por otra parte, añadió que «el establecimiento de líneas de crédito mutuas en monedas locales por los bancos de los países de los Brics y la posibilidad de crear una moneda única para sus operaciones son también iniciativas que pudieran aplicarse en las relaciones con otros países en desarrollo».

Sobre esta cuestión, subrayó que «serviría para reducir el abusivo monopolio de la moneda estadounidense, que refuerza y garantiza una hegemonía dañina para el resto del mundo».

Díaz-Canel valoró positivamente la capacidad de los Brics en la producción de alimentos, así como su contribución a la lucha contra el hambre (que padecen alrededor de 700 millones de personas en todo el mundo)  y a hacer frente a las consecuencias del cambio climático.

Refirió que el desarrollo científico-técnico está monopolizado por un grupo de países, realidad ante la cual urgen acciones de los Brics y el G77+China. Al respecto, invitó a las naciones asistentes a participar en la Cumbre de líderes del G77+China sobre ciencia, tecnología e innovación como premisa de desarrollo, que sesionará en La Habana el 15 y el 16 de septiembre próximos.

Fuente: TeleSUR

Autor