Cuñado de Sebastián Marset escapó de una prisión uruguaya en 2021 cuando sacaba la basura

Sebastián Alberti Rossi, un uruguayo de 28 años, es actualmente un prófugo de la justicia y el objetivo de una alerta roja de Interpol. Con un historial delictivo que abarca un homicidio por el cual fue condenado en su país natal, Alberti Rossi logró escapar de la prisión de San José en abril de 2021 mientras cumplía condena, burlando las medidas de seguridad bajo la apariencia de tareas rutinarias como sacar la basura.

La conexión de Alberti Rossi con la búsqueda policial se intensifica al estar casado con Jimena Marset, la hermana del narcotraficante uruguayo Sebastián Marset, quien está siendo buscado activamente por la policía boliviana desde hace dos semanas.

Tanto Marset como Alberti Rossi se encuentran en fuga, siendo acusados inicialmente por portar identidades falsas en territorio boliviano, donde se presume que Alberti Rossi está utilizando el nombre de Ademar Cheneybo Arauz, un individuo fallecido. Además de integrar el núcleo de la organización criminal que lidera Marset.

La base de datos de Interpol muestra a Sebastián Alberti Rossi como una figura «buscada por Uruguay». Se lo describe como un hombre de cutis blanco, nacido en 1995, con una estatura de 1,7 metros, pelo castaño y ojos marrones oscuros. Las autoridades han difundido esta descripción en su búsqueda internacional.

Fuga de película

​La fuga de Alberti Rossi de la prisión de San José en abril de 2021 se ejecutó de manera audaz. Solía ser autorizado para sacar la basura del centro de reclusión. Siempre cumplía con la tarea y volvía a la prisión, pero un día, el sábado 3 de abril, sacó la basura y se fugó. Al lado del contenedor lo esperaba la moto de alta cilindrada.

Cuando vieron que no regresaba, se montó un operativo en la zona del que participaron distintas unidades policiales, pero nunca lo pudieron encontrar. Se emitió la orden de captura internacional, que continúa vigente porque Alberti sigue prófugo.

El Deber

Autor