Dudas en torno al yerno de Sosa: sospechas crecen tras cadáver hallado; la Policía aguarda

Conforme pasan los días, la incertidumbre con respecto al paradero del piloto Juan José Dorado, yerno de la exalcaldesa interina Angélica Sosa, aumenta. No obstante, se van sumando elementos que disminuyen las buenas expectativas.

En las pasadas horas se conoció, desde Paraguay, que fue hallado un cuerpo envuelto en una bolsa. El cadáver se encontraba en un camino de tierra (zona de ramal Salazar- Pinasco). Dos motociclistas dieron con el cuerpo, que estaba en proceso avanzado de putrefacción, herméticamente cerrado.

Un medio de comunicación de ese país dio cuenta de que encima de los restos había un escrito con el nombre y apellido del piloto boliviano.

Enterada de ello, la Policía Boliviana tomó como elemento de relevancia en la investigación un presunto boletín que fue compartido por la prensa guaraní.

El hallazgo de los restos mortales al lado de la ruta toma fuerza tras la aseveración del médico forense paraguayo Silvio Chiriffe, quien, según Unitel, dio fe de esa versión.

De esta manera, se conoce que hoy jueves, en horas de la madrugada, el cuerpo fue llevado a la Morgue del Poder Judicial en Paraguay y se estima que en el transcurso de esta jornada se lleve adelante el examen forense.

Mientras tanto, la Policía de nuestro país aguarda. También solicitará un examen dactiloscópico y un estudio de ADN, a fin de establecer si, en efecto, los restos encontrados pertenecen al yerno de Sosa.

LA DESAPARICIÓN

Dorado, de 27 años, desapareció el 7 de este mes, en nuestro país. El 9, sus seres queridos notificaron el hecho, ante la incógnita de su paradero. Según recuerda Unitel, el piloto fue visto por última vez cuando dejó su condominio, en Santa Cruz, para abordar una avioneta en El Trompillo. Iba hacia una estancia.

Eran aproximadamente las 9:00, cuando Dorado, en calidad de pasajero, se montó en una avioneta con matrícula CP-3172, de acuerdo con El Deber.

Por otro lado, los tatuajes que el joven piloto luce en parte de su hombro y pecho son claves para las investigaciones y la identificación. 

Fuente: Opinión

Comentarios

Autor