EE.UU. sopesa la «eliminación física» de la junta militar de Níger, afirma la Inteligencia rusa

Washington considera diferentes variantes para influir en la situación en Níger, donde el pasado 26 de julio, el autoproclamado Consejo Nacional para la Defensa de la Patria (CNSP) dio un golpe de Estado contra el presidente Mohamed Bazoum. La oficina de prensa del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia (SVR, por sus siglas en ruso) comentó dichos planes este jueves.

«La Casa Blanca analiza diferentes opciones de ‘reforzar la democracia’ en Níger. Se considera injustificado hacerlo mediante la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), que tiene fuertes lazos con París», sostiene el SVR.

Según la Inteligencia rusa, EE.UU. percibe «la liquidación física de ‘líderes golpistas’ que cuentan con el apoyo de la mayor parte de la población como una opción más ‘eficaz'». «Los representantes de los servicios especiales de EE.UU. discuten directamente con sus socios acerca de potenciales autores materiales de posibles atentados, apostando por las personas del círculo cercano de los líderes de estructuras transitorias, preferiblemente entre los que recibieron capacitación especial en las instituciones educativas del Pentágono», se desprende del comentario.

Además, el SVR recordó que EE.UU. tiene experiencia en operaciones contra los líderes de África desde la década de 1960. «En particular, la CIA participó en el asesinato de Patrice Lumumba en [la República Democrática del] Congo, el derrocamiento de Kwame Nkrumah en Ghana, la detención de Nelson Mandela en Sudáfrica», detalló. Añadió que, debido al estilo de operaciones duro y provocativo de la CIA, el exmandatario estadounidense Lyndon Johnson la calificó como una «maldita corporación de asesinos».

El golpe de Estado de Níger fue encabezado por el jefe de la guardia presidencial, general de brigada Abdourahmane Tchiani, quien se autoproclamó presidente del Consejo Nacional para la Salvaguardia de la Patria el 28 de julio.

El 10 de agosto el jefe de la junta militar ordenó formar un Gobierno de transición. Desde el 25 de agosto, las Fuerzas Armadas de Níger se mantienen en estado de alerta máxima ante el peligro de una intervención externa por parte de la CEDEAO y los eventuales ataques del contingente militar de Francia desplegado en el país.

RT

Autor