En Santa Cruz y Oruro la Felcn indaga salida de casi 8 toneladas de droga a Bélgica

1 de febrero de 2024

Después de que fuerzas antinarcóticos de Perú descubrieran un cargamento de casi ocho toneladas de cocaína transportada desde Santa Cruz -camuflada en medio de madera con destino a Bélgica- el Gobierno de Bolivia se pronunció y se abrieron investigaciones, para descubrir a los dueños del cargamento.

El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Jaime Mamani, afirmó que la Policía de Perú logró secuestrar 7,2 toneladas de cocaína de procedencia boliviana, luego de que el Gobierno nacional le alertó de un cargamento de droga que iba a ser enviado por navío a Bélgica.

Mamani explicó que la investigación se inició en territorio nacional el 23 de noviembre de 2023, luego de que el Departamento de Inteligencia de la Policía conoció que seis contenedores con baldosas de madera, de la empresa Maexa SRL, estaban siendo enviados a Europa con sustancias controladas.

“Se ha realizado un seguimiento a seis containers de exportación de productos de madera de la empresa Maexa SRL, y esta información fue proporcionada tanto a la República de Chile, a Perú, a México y a otros países”, detalló el viceministro.

Tras alertar a los países de la región, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico Felcn continuó con las investigaciones de este caso y, el 30 de diciembre de 2023, realizó la intervención de un contenedor de baldosas de madera que contenía más de ocho toneladas de droga, en Oruro.

“La mercadería que estaría transportando esta organización criminal tenía un peso bruto de 22 toneladas con 306 kilos de madera.

Luego, separando la madera que no estaría contaminada de la madera impregnada con sustancias controladas, hemos podido determinar que logramos secuestrar al narcotráfico un total de 7 toneladas con 776 kilogramos de clorhidrato de cocaína”, informó el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, el 5 de enero sobre el caso.

El viceministro Mamani señaló que solo un contenedor se secuestró en Bolivia, porque los otros cinco ya habían salido del país con destino a Europa.

Cuatro llegaron a Bélgica, pero fueron revisados y no contenían droga; sin embargo, el quinto llevaba 7,2 toneladas y fue detectado en Perú.

“En fecha 19 de enero, Perú ha realizado una revisión minuciosa a estos contenedores, que ya habían pasado por Chile. En Chile también han realizado una revisión, pero no fue detectada la droga. En Perú, mediante un trabajo de análisis pericial bioquímico, fue detectada, porque a simple vista, y por el olfato de canes adiestrados es difícil poder identificar; porque han utilizado una sustancia que es difícil de identificar. Tienen las mismas características las baldosas que son contaminadas y las baldosas que no son contaminadas”, dijo el viceministro.

Las autoridades de Perú informaron que el cargamento está valorado en el mercado internacional en 560 millones de dólares y que estaba programado llegar a su destino a finales de febrero.

“Los otros contenedores fueron también revisados en Bélgica, los cuales han dado negativo. Entonces, estos dos contenedores de los seis estaban contaminados con cocaína” agregó Mamani.

Pesquisas en Santa Cruz y Oruro

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico de Santa Cruz, abrió investigaciones por legitimación de ganancias ilícitas y en coordinación con la Fiscalía se preparan acciones en algunas empresas sospechosas de haber participado en los envíos de la droga desde esta ciudad.

Del mismo modo la Felcn también inició pesquisas en Oruro, por donde hizo el recorrido la droga en contenedores para salir por Chile con destino a Bélgica.

Las investigaciones se desarrollan en coordinación con comisiones de fiscales de sustancias controladas y se conoció que se preparan allanamientos a inmuebles y empresas de transportes de madera.

EL DEBER

Autor