Epsas garantiza provisión de agua para La Paz y El Alto y activa acciones para mayor captación

La Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) garantizó este viernes el suministro de agua potable hasta abril de 2023, en caso de que no llueva, La Paz y El Alto, pero activa diferentes acciones para captar y asegurar la provisión de este recurso a la población.

“Está garantizado hasta la gestión 2023, principios de febrero para La Paz; para El Alto como no está conectado, tenemos la reserva hasta fines de marzo, a principios de abril sino lloviera”, explicó el interventor de Epsas, Bladimir Iraizos, en conferencia de prensa.

Si bien las lluvias se retrasaron en esta gestión, llegarán en la última semana de diciembre y se prolongarán hasta febrero, siendo menos optimistas.

En tanto, Epsas encara las acciones necesarias para la captación de agua y garantizar su abastecimiento a la población paceña.

Según Iraizos, Epsas suscribió un convenio con las autoridades localidad de Quentavi para perforar tres pozos adicionales.

De la misma forma, mediante una adenda de convenio de cooperación mutua que suscribieron, el Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA) y Epsas con las autoridades originarias del ayllu Palcoma, se posibilitará la toma de un acueducto hacia Hampaturi, cuyas aguas alimentan la Planta de Tratamiento de Agua de Pampahasi.

De Pampahasi se reforzará el sistema de abastecimiento de agua potable en la zona sur de la ciudad de La Paz.

Asimismo, cuando lleguen las lluvias se prevé bombear desde el río Huayllara, en Pongo, donde existen hidroeléctricas de gran capacidad para llenar las represas de Estrellani e Incachaca.

Como una solución de “larga aliento” se construirá otra represa con capacidad de 4,5 millones de metros cúbicos en la comunidad de Palcoma.

Fuente: Agencia Boliviana de Información (ABI9

Autor