Erdogan a Israel: «Occidente les debe mucho, pero Turquía no les debe nada»

Israel está cometiendo atrocidades y crímenes de lesa humanidad en la Franja de Gaza, no actuando como un Estado, sino como una organización, ha declarado el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

En su intervención durante una reunión del grupo parlamentario de su Partido de la Justicia y el Desarrollo, el mandatario condenó los ataques aéreos que Israel ha lanzado contra el enclave palestino desde el pasado 7 de octubre, causando miles de muertes civiles.

«Israel ha estado llevando a cabo uno de los ataques más sangrientos, atroces y brutales de la historia contra personas inocentes en Gaza. Casi la mitad de los muertos en los ataques israelíes contra Gaza son niños, mientras que la otra mitad son sus madres y abuelos», señaló.

La escala de las víctimas civiles basta «para demostrar que el objetivo no es la legítima defensa, sino una atrocidad dirigida a cometer crímenes contra la humanidad», denunció el presidente, mencionando que tenía planeado ir a Israel pero que ha cancelado la visita.

«Estados Unidos también perderá»

Llamando la atención sobre el hecho que los padres en Gaza escriben los nombres de sus hijos en sus cuerpos para que sean identificados si los matan, Erdogan dijo: «Oh, Israel, no puedes ir a ninguna parte con esta mentalidad. Tanto si llevas a Estados Unidos contigo o a otros de Occidente, no irás a ninguna parte. Dado que Estados Unidos no garantiza que el mundo se rija con justicia y no lo desea, también perderá».

«Dar la espalda a la verdad o hacer la vista gorda ante los cuerpos mutilados de niños y poner excusas para lanzar ataques inhumanos es un legado que Occidente ha heredado de su propia historia sangrienta», continuó.

En este sentido, recalcó que se conservan «muchas huellas sangrientas, recuerdos dolorosos y masacres irreparables de esta actitud» en la memoria de gran parte del mundo, «desde el continente americano hasta el continente africano».

«De hecho, los ataques de Israel contra Gaza indican tanto la condición asesina como la enfermedad mental de quienes los cometen y de quienes los apoyan», concluyó.

Erdogan subrayó que nunca excusará las «acciones dirigidas contra civiles, incluidos los civiles israelíes, independientemente de quién las haya cometido».

«No tenemos ningún problema con el Estado de Israel, pero nunca hemos tolerado y nunca toleraremos la brutalidad de Israel, su forma de actuar como una organización y no como un Estado», dijo.

El mandatario, que recordó que todo Occidente considera al movimiento Hamás como organización terrorista, dijo en dirección a Israel: «Occidente les debe mucho, pero Turquía no les debe nada. Hamás no es una organización terrorista, sino un grupo de muyahidines que luchan por proteger su tierra y sus ciudadanos».

«El Gobierno israelí debería buscar seguridad en Turquía» 

En una clara alusión a EE.UU., el principal aliado de Israel, Erdogan señaló que «el Gobierno israelí debería buscar seguridad no a 10.000 kilómetros de distancia, sino en sus vecinos de la región, especialmente Turquía», porque cuando «las fuerzas en las que confía hoy» se retiren «para apagar los incendios en sus propios hogares, el primer lugar donde el pueblo de Israel buscará seguridad y misericordia será en Turquía, tal como ocurrió hace 500 años».

Por lo tanto, dijo que espera que «el Gobierno y la sociedad israelíes se mantengan alejados de actitudes que dañan el sentido de compasión» y que presten atención al «llamado a la paz» de Ankara.

Pasos a seguir

«En primer lugar, todas las partes deben quitar las manos del gatillo y se debe declarar un alto el fuego inmediato. Deben cesar los ataques israelíes contra Gaza y otras zonas, así como los disparos de misiles contra el territorio israelí. Este asunto debe resolverse rápidamente iniciando negociaciones directas o indirectas sobre la liberación de los rehenes«, acentuó Erdogan.

A fin de satisfacer las necesidades urgentes en el enclave palestino, continuó, «se debe establecer de inmediato un corredor humanitario y se debe permitir la entrada de artículos de primera necesidad y la salida de los heridos sin restricciones».

Además, llamó a que se ponga fin al «terror de los colonos que ha estado ocurriendo durante años en la región», mencionando especialmente la ciudad de Ramala, en Cisjordania.

«Ningún concepto puede abarcar los crímenes de estos ocupantes, que se apoderan de hogares y tierras palestinos, toman las armas y matan a civiles a voluntad, y lo hacen con el apoyo de las fuerzas de seguridad israelíes», indicó.

Asimismo, para evitar que el conflicto se extienda, instó a todos a «actuar de manera responsable», y a que las potencias no regionales dejen de «echar leña al fuego en nombre de la solidaridad con Israel».

«Hago un llamamiento a todos los demás países de la razón y la conciencia para que presionen al Gobierno de [Benjamín] Netanyahu, para que el Estado de Israel vuelva a entrar en razón», declaró Erdogan.

Además, propuso organizar una conferencia internacional de paz palestino-israelí, en la que participen todos los actores influyentes de la región, al tiempo que planteó que Turquía sea uno de los garantes de la parte palestina.

«Imagen de impotencia en la que han caído las Naciones Unidas»

La situación en la Franja de Gaza, según el presidente turco, es otra muestra de la necesidad de reformar el Consejo de Seguridad de la ONU.

«Nadie se toma en serio una estructura en la que se desprecia el brutal asesinato de niños[…] Lamentamos profundamente la imagen de impotencia en la que han caído las Naciones Unidas», dijo.

Criticando «la injusticia, el desequilibrio y la ineficacia del sistema global de gobernanza y seguridad», resaltó que «el mundo es más grande que cinco» miembros permanentes del máximo órgano de seguridad internacional.

Fuente: RT

Autor