Faenaban carne de burro y la vendían en mercados de 3 ciudades

Funcionarios del Viceministerio de Derechos del Consumidor hallaron un matadero clandestino de burros en la comunidad Culli Culli de Sica Sica, en el departamento de La Paz. Allí faenaban la carne y la vendían en mercados de Oruro, La Paz y El Alto, además de Perú.

El operativo se realizó luego de las denuncias de comunarios de esa localidad sobre la existencia de un matadero clandestino. El Viceministerio de Defensa de los Derechos del Usuario y Consumidor confirmó ese extremo.

“Nos constituimos en el lugar para el verificativo y lamentamos al encontrar que se vulneran los derechos de los animales. En el marco de la Ley 700 realizamos la intervención inmediata a este lugar clandestino e ilegal”, informó a ABI Jorge Catacora, funcionario de Defensa del Consumidor.

Según la investigación preliminar, esta actividad ilegal se desarrollaba “hace meses atrás”. “La carne de burro era apilada en garajes de una vivienda particular, expuesta a la vista de los pobladores”.

El viceministerio evidenció la existencia de fosas comunes de una profundidad aproximada de 10 metros, donde se depositaban los huesos de los animales.

Catacora adelantó que se ejecutará una intervención conjunta con el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) y la Policía Forestal y de Medio Ambiental (Pofoma).

Sobre el tema, el viceministro de Defensa de los Derechos del Usuario y del Consumidor, Jorge Silva, informó ayer que la Alcaldía de Sica Sica no cumplió con los acuerdos de cierre de mataderos de burros en el municipio.

“Al parecer no se cumplió nada de estos compromisos, porque estos mataderos siguen funcionando y distribuyendo la carne en los diferentes mercados”, dijo.

Acotó que “se están sacrificando burros y la carne se estaría distribuyendo al Perú y otra parte a mercados de La Paz, El Alto y Oruro”, develó a los medios.

Enfatizó en que la venta de carne de este animal no está autorizada en el país.

En mayo de 2021, vecinos de la comunidad de Lahuachaca, Sica Sica, denunciaron el hallazgo de cabezas y partes de burro en una vivienda que funcionaba como matadero. Entonces, el alcalde de esa región, Edwin Callizaya, se comprometió a cerrar esos establecimientos.

Silva reportó que durante la intervención se evidenció otra irregularidad, la placa de un vehículo que hace meses había sido reportado como robado.

Los vecinos también denunciaron que “matan a los burros para dar la carne a los perros”.

El viceministro afirmó que pedirá un informe al Alcalde de Sica Sica sobre este tema. 

Fuente: La Razón

Comentarios

Autor