Fiscalía acusa formalmente a la exministra Roca y otras siete personas por caso respiradores chinos

La Fiscalía presentó acusación formal contra la exministra de Salud, Eidy Roca, y otras siete personas debido a las irregularidades en la compra de ventiladores de origen chino, durante la pandemia en 2020. Para el juicio, la penal que solicita el Ministerio Público es de 10 años de cárcel.

En este caso se investigó la compra de 324 ventiladores pulmonares de origen chino, pero que fueron observados por no cumplir los requerimientos para atender a pacientes de coronavirus.

Según explicó el fiscal Aldrin Barrientos, en 2020 los ventiladores fueron recepcionados formalmente por la comisión designada, pero de forma posterior se concluyó que no cumplían con 40 puntos detallados en las especificaciones técnicas solicitadas.

A pesar de estas observaciones, se firmó una segunda enmienda en el convenio del contrato sin acelerar el período de entrega de los equipos, sin reducir el valor del contrato, ni mejorar la calidad, eficiencia o sostenibilidad de los equipos, ni ningún otro beneficio.

El fiscal señaló que el costo de los ventiladores no sobrepasaba de los 8.900 dólares frente a los 30.000 que se pagó por cada unidad.

El daño económico al Estado identificado por la Fiscalía es de 10.456.332 dólares, correspondientes al pago del 90% del monto contratado, además de 46.472 dólares por los días de retraso de la entrega.

Los acusados son: la exministra de Salud, Eidy Roca; exviceministro de Salud  Elías Ramón Cordero; además del exasesor jurídico del Ministerio de Salud; la exdirectora de Servicios Generales del Ministerio de Salud; el exjefe de unidad de Redes y Servicios de Salud; el exjefe de unidad financiera, una exconsultora del Ministerio; además del representante legal de la empresa que vendió los ventiladores. 

Los mismos están acusados por los delitos de contratos lesivos al Estado, conducta antieconómica, incumplimiento de deberes y delitos contra la salud pública.

“Por todos estos delitos el Ministerio Público está solicitando una sentencia condenatoria para todos los responsables y la pena máxima de 10 años de prisión, más agravantes y criterios de concurso real e ideal”, dijo el fiscal Barrientos.

Aclaró que actualmente sólo el exviceministro de Salud, Elías Cordero, cumple detención preventiva por este caso, aunque también existen medidas cautelares de carácter real contra los acusados para que se asegure la recuperación del daño económico.

Según la Fiscalía, esos respiradores fueron distribuidos en los nueve departamentos para nosocomios, pero están en almacenes en la mayoría.

Erbol

Autor